Covid-19: más de 130 tecnólogos y científicos cordobeses avanzan en tratamientos a partir de los recuperados

Desarrollan un fármaco derivado de la sangre de pacientes que padecieron la enfermedad, será utilizado en personas en estado crítico. Indagan sobre los anticuerpos neutralizantes. Además, estudian del genoma del virus SARS-Cov-2 -el que causa el Covid-19- que circula en la provincia. Pertenecen a Hemoderivados y al Instituto de Virología de la UNC

 

Carolina Klepp cklepp@comercioyjusticia.info

Promos Naranja

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el Gobierno provincial sellaron la articulación de sus científicos, profesionales, infraestructura sanitaria y toda la tecnología médica de la que disponen para encontrar tratamientos contra el Covid-19.
Más de 130 especialistas trabajan en la producción de un derivado de la sangre de pacientes que se han recuperado del coronavirus y que se utilizará en tratamientos de personas convalecientes de esta enfermedad.
“El Laboratorio de Hemoderivados de la UNC ya está trabajando en el desarrollo de un fármaco inyectable con anticuerpos contra el SARS-CoV-2, que es el virus que causa la enfermedad Covid-19. Se trata de una gammaglobulina enriquecida con anticuerpos específicos para este virus (para el que se necesita plasma de pacientes ya recuperados) con el objetivo de tratar a aquellas personas que estén en etapa crítica de la enfermedad”, confirmó la casa de altos estudios. Sobre los resultados preliminares de estos estudios existe una gran atención científica internacional, ya que infundir inmunoglobulinas ha demostrado en otras infecciones virales ser un método seguro y eficaz, como ha sido probado en múltiples estudios.
En diálogo con Comercio y Justicia, el rector Hugo Juri, explicó el alcance. Detalló que el Laboratorio de Hemoderivados trabajará el plasma de personas recuperadas, para generar inmunoglobulinas enriquecidas que se utilizarían para tratar a pacientes que se encuentren en etapa crítica. La Provincia será quien vincule el listado de recuperados con Hemoderivados para poder avanzar en el desarrollo que serviría no sólo para Córdoba sino para el país e incluso otros países por la capacidad de producción con la que cuenta Hemoderivados.
Juri sostuvo que se espera que el resultado de la aplicación de la inmunoglobulina impacte con una rápida mejoría del paciente crítico –aquel que está en etapa de uso del respirador-. La expectativa positiva deriva a experiencias anteriores con un tratamiento similar en pacientes con fiebre hemorrágica argentina, donde se redujo la mortalidad. “El respirador está para que el paciente pueda respirar hasta que pueda desarrollar su propio anticuerpo. Si uno le da los anticuerpos antes, tiene más chance de recuperarse antes y mejor porque produce los anticuerpos que quizá no pueda formar”, explicó el rector, quien es médico.
“Esto no es como otros remedios que son experimentales -agregó-; en esto ya hay una experiencia de años, que es utilizar el suero de pacientes que se han recuperado. Nosotros tenemos una experiencia de medio siglo, no sólo con la fiebre hemorrágica argentina, es un tratamiento que ya está aprobado, que en este caso en particular se puede hacer bien específico para el virus y aún más específico para la mutación del virus en Argentina”.
En ese sentido, adelantó que el Instituto de Virología Dr. José María Vanella de la UNC trabajará en dos líneas. Por un lado, en la detección de anticuerpos neutralizantes contra el Covid-19, requisito fundamental para el tratamiento con plasma en pacientes afectados. Por otro lado, se realizará la detección y el estudio del genoma del virus SARS-Cov-2 que circula en la provincia.
El ministro de Salud, Diego Cardozo, lo explico así: “Con el Instituto se trabajará en detección de anticuerpos contra el virus Sars-Cov 2 – virus Covid-19. Se estudia el plasma de pacientes convalecientes, es decir pacientes que han superado la patología, para detectar el genoma y evaluar la capacidad de neutralización de anticuerpos contra el virus en pacientes que cursan la patología”.

Proyección de ayuda nacional
La articulación se plasmó ayer en un convenio con la firma del gobernador Juan Schiaretti, el ministro de Salud, Diego Cardozo, al rector Juri y el decano de la Facultad de Ciencias Médicas, Rogelio Pizzi.
“Nuestra Universidad Nacional de Córdoba es la expresión del conocimiento debido a los años de desarrollo. Es importante que todo este conocimiento acumulado que tenemos en la provincia se ponga a disposición de todos los argentinos para aportar soluciones. Quiero agradecer a todos los que firmaron este acuerdo de hoy porque reafirmamos nuestra voluntad de avanzar y trabajar juntos”, dijo ayer Schiaretti. En tanto, Juri dijo a este medio que estos avances ponen de relieve la ciencia y la universidad pública. “Hemos escuchado muchas expresiones, como un ministro de Economía de la Nación que decía que los científicos debían irse a lavar los platos o cerrando los ministerios de Ciencia y Técnica, o diciendo que las universidades públicas gastan mucho. Estas cosas no se pueden hacer solo con plata, se necesita tener la gente bien preparada y tener estas inversiones, que las hacen por lo general las universidades públicas, que no son para tiza y pizarrón. Cuando la turbidez de las noticias y de las opiniones de los opinólogos se asientan en una crisis como esta, queda clarito para que está la universidad pública”, concluyó.
Cabe señalar que siguieron la firma del convenio por videoconferencia la directora del Instituto de Virología Dr. José María Vanella, Silvia Nates; el director del Laboratorio de Hemoderivados, Héctor Gabriel Tavella; y el decano de Ciencias Químicas, Gustavo Chiabrando.