Home  >   Profesionales   >   Cada vez menos argentinos prefieren trabajar en grandes corporaciones

Cada vez menos argentinos prefieren trabajar en grandes corporaciones

Hace 15 años la mayoría tenía el deseo trabajar en una gran compañía; hoy ese grupo es de 32%. Más aún, 25% de los encuestados indicó que quiere desarrollar su propio emprendimiento

La cantidad de argentinos que identifican las grandes corporaciones como el lugar ideal para trabajar fue disminuyendo en el país en los últimos 10 años, según un relevamiento privado. “Hace 15 años la mayoría de los argentinos tenía como deseo trabajar en una gran compañía, hoy ese grupo es de 32%”, indicó la responsable de Randstad Argentina, Andrea Ávila.
En forma paralela, 25% de los encuestados indicó que quiere desarrollar su propio emprendimiento. Es una tendencia creciente en todo el mundo, sobre todo entre los jóvenes, que se inclinan por el mundo emprendedor antes que por tener un trabajo en relación de dependencia.
Agregó que “el millennial (que hoy tiene entre 30 y 40 años) y el centennial (menores de 25) no tienen a la gran corporación como un aspiracional”.
Por otro lado, 10% de los encuestados eligió una pequeña o mediana empresa, siete por ciento se inclina por el trabajo en una startup, seis por ciento quisiera pertenecer a una empresa familiar local, igual porcentaje preferiría trabajar en un organismo gubernamental o sin fines de lucro, mientras que 16% no tiene una opinión definida al respecto.

Quienes optarían por una multinacional o una startup, valoran las oportunidades de desarrollo profesional que ofrece ese tipo de compañías, mientras que las pymes, empresas familiares o emprendimientos son percibidos como los estilos de organización en los que reina un mejor equilibrio entre vida personal y laboral.
Por último, quienes quisieran trabajar en un organismo gubernamental o sin fines de lucro, justificaron su elección con base en la percepción sobre la seguridad laboral que este tipo de organizaciones provee.
Respecto de las modalidades de contratación y de nuevas empresas, Ávila señaló que hay “formas de trabajo que no garantizan los derechos sociales básicos, como puede ser contratar recurrentemente profesionales con un esquema de monotributo o un Uber o un Glovo”.
“No hay ningún marco de contención que todos los trabajadores necesitamos”, sostuvo la experta, para agregar que “esta situación se ve a nivel mundial”. Aseguró que hay un esfuerzo global por encontrar un marco legal porque “no importa la nueva forma de trabajar, lo importante es garantizar derechos básicos y mínimos que atender”.
Además, consideró que este tipo de contratación “va a generar una crisis más profunda” en los sistemas jubilatorios.

“Algunos aspectos que tenemos que abordar como sociedad, están relacionados a tener 17procesos productivos más competitivos; nuestras leyes y convenios colectivos de trabajo no dan lugar a eso, por lo que es necesario pegarle una mirada para ser más competitivos”, consideró.
Enfatizó que para darle “esa mirada” es necesario “un debate tripartito donde estén el Estado, los sindicatos y las empresas; un debate en el que definamos qué modelo de generación de empleo queremos”.
El informe Randstad Employer Brand Research fue difundido en Rosario, donde se distinguió a Latam Airlines como la empresa preferida para trabajar, seguida por Arcor y Mercedes-Benz.