Home  >   Opinión   >   El temblor de la industria automotriz por los millennials

El temblor de la industria automotriz por los millennials

Por Por Pablo Luhning*

La nueva generación modificó las reglas de muchos mercados, entre ellos el de los automóviles, que se vio obligado a entender, asimilar y congeniar con el grupo más sensible e independiente de la historia. ¿Qué buscan los millennials en un auto?

Los nacidos entre 1984 y 2000 modificaron el mercado con ideas transgresoras. El millennial es un consumidor totalmente diferente del que se conocía: está híperinformado, no tiene miedo a explorar y, si tiene una mala experiencia, se encarga de hacerlo conocer en las redes. En este nuevo escenario, la industria automotriz tuvo que readaptarse y aún está en plena transformación, ya que la generación del milenio está lejos del viejo sueño del cero km; y sólo priorizan la movilidad por sobre la propiedad.
Apuntar a las nuevas generaciones exige a las automotrices reformular su negocio con el foco puesto en el papel de la tecnología, el acceso y las experiencias. Para la generación millennial, la tecnología y el diseño son las claves a la hora de escoger qué coche comprar. Crecieron con las transformaciones digitales y ya no conciben un automóvil fuera del mundo interconectado. El diseño es el otro elemento que aparece al pensar en los mejores autos para millennials. Para ellos, la mecánica ha dejado de ser un factor importante a la hora de decidir cuál tener. Por cómo se compone la mentalidad de este nuevo grupo de consumidores, es de esperar que la ecología gane importancia en el futuro como un factor esencial en la elección del auto.

Entendiendo la relación que tienen los jóvenes con su teléfono celular, las automotrices buscaron asociarlos a sus vehículos. Muchos modelos ya vienen equipados con la tecnología que permite vincular al smartphone con coche: Android Auto o CarPlay de Apple espejan las aplicaciones móviles en una pantalla del vehículo. El infotainment es la mezcla de información y entretenimiento y vemos que para el sector dejó de ser una sorpresa para pasar a ser una necesidad; por eso hasta los modelos más básicos lo tienen. En este contexto, el mercado asegurador busca acompañar estos cambios, por eso la Superintendencia de Seguros de la Nación estableció hace unos años el sistema de “Póliza digital”, que le permite al asegurado consultar los términos de su contrato, la compañía que le está dando cobertura y todos los detalles de su póliza de manera online. Además, en nuestro propio sitio web se ha desarrollado un sistema de emisión online que permite que el cliente pueda hacer todo el proceso de contratación en línea, llegando incluso a descargar e imprimir su póliza si así lo desean (siempre y cuando elija alguna de las compañías que tienen implementado el webservice).

Los nuevos hábitos y consumos sin lugar a dudas obliga a las empresas a replantear las estrategias de marketing y comercialización. Una investigación de Accenture demuestra que para los Millennials la compra comienza online, en sus casas, desde su celular, investigando, y a 57% les gustaría poder realizarla de la misma manera. En general, los jóvenes suelen sentirse más cómodos en las redes sociales para evaluar los modelos, analizar prestaciones, características, nivel de equipamiento y seguridad, y comparar entre versiones, modelos y marcas, y cuando se acercan a la concesionaria ya están decididos en la compra, por lo que es mucho más rápida y expeditiva: solo es cuestión de chequear stock, tiempos de entrega y color, más que analizar el producto en sí.

(*) Director de CompreSeguros.com