Home  >   Marketing   >   Las redes pueden sumar ventas sin tienda online

Las redes pueden sumar ventas sin tienda online

Las plataformas sociales son un buen aliado y un canal de comunicación efectivo para fidelizar clientes actuales y captar a nuevos. Sugerencias que pueden sumarse a la estrategia comercial para que las operaciones sean más seguras y confiables.

Las publicaciones en redes sociales pueden aumentar las ventas del negocio sin que éste requiera contar con una tienda online.

En los canales sociales se puede comunicar efectivamente, fidelizar clientes actuales y conectarse con nuevos. Vale destacar que en 2014 las “acciones sociales” en América Latina crecieron casi 150%, según los reportes de comScore. Sólo en “audiencia cautiva única (el número promedio de personas que se involucró con una marca en Facebook o Twitter)”, el incremento fue de 114%.

“Cuando se trabaja la presencia social, no sólo se cumple con el objetivo de promocionar los productos sino que se puede cerrar la venta de forma inmediata”, destaca PayU, plataforma de pagos online que desde hace varios años brinda soporte a las ventas o pagos por redes sociales.

Aprovechar los beneficios de conectarse con una audiencia más grande y ofrecer opciones de pago seguras y confiables para los compradores son parte del fenómeno que está impulsando el crecimiento de las compras que se originan en las redes.

1. Elegir la mejor imagen
Es importante publicar imágenes de buena calidad que comuniquen y resalten los mejores atributos del producto.

Crear un portafolio con las imágenes de lo que se quiere vender en las redes. Tener iluminación natural y evitar los fondos de colores pueden ayudar a mejorar la calidad de las fotos y a que despierten el interés de compra del consumidor.

2. Configurar el link de pago o enviar un email de cobro
Los links de pago funcionan como un “checkout express”. Es una opción segura y efectiva para aprovechar la inmediatez de los canales sociales. Sólo hay que configurar un link por producto que se quiere vender y publicarlo junto a su imagen. Se puede ofrecer la opción de enviar un correo electrónico si ya se concretó la venta con el cliente.

3. Publicar y vender
Programar las publicaciones de acuerdo con las ofertas y replicarlo dos o tres veces por semana. Si ya se tiene una cuenta, revisar en detalle cómo funcionan las herramientas para vender por correo o redes sociales.

Extra tip: hay herramientas gratis, como bit.ly, que permiten acortar links y también miden el comportamiento (cantidad de clics, hora de la interacción, lugar geográfico desde donde se produjo la acción, etcétera).

En cuanto a los procesos de cada canal, Facebook se lleva el mayor porcentaje en ventas por redes sociales, pero Instagram y Twitter también son considerados como canales efectivos de ventas online. Si se cuenta con una “fan page” en Facebook, es posible programar el contenido con anterioridad y usar las herramientas analíticas para medir el alcance de cada publicación.

Esto también ayuda a identificar qué productos interesan más al público.

En el caso de Instagram y Twitter, se debe utilizar una herramienta de monitoreo que permita programar y medir resultados. Una oportunidad para explorar los beneficios que estos canales ofrecen.