Home  >   Economía   >   Los hogares argentinos hacen compras chicas, controladas y cercanas

Los hogares argentinos hacen compras chicas, controladas y cercanas

Los viajes de abastecimiento de productos alimentarios y para el hogar se solucionan con menos de $100 y se realizan cada cuatro días, según un informe privado.

En Argentina, las compras chicas de alimentos y productos para el hogar representan ocho de cada 10 viajes que realizan las familias a los distintos canales de compra, según un estudio realizado por la consultora internacional Kantar Worldpanel, difundido ayer.

El estudio fue efectuado con el objetivo de entender las principales características de los compradores para que las marcas puedan adaptarse a los cambios en el modo de compra de los argentinos.

“Al comprador actual podríamos denominarlo como ‘Shopper 3C’, porque sus compras suelen ser chicas, controladas y cercanas, con una frecuencia promedio de tres días y un desembolso por acto de $86”, explicó Federico Filipponi, expert solutions manager de Kantar Worldpanel, al señalar una de las principales conclusiones del estudio privado.

En tanto, tales compras se solucionan con menos de $100 y se realizan cada cuatro días.
De acuerdo con lo que especifica el estudio, 72% de esas compras se realiza en algún canal de cercanía para el consumidor, mientras que 16% de aquéllas es de reposición de mercadería y el ocho por ciento restante es compra de abastecimiento.

Además, entre las principales características se destaca que las misiones de abastecimiento crecen en canales de cercanía y las misiones chicas en los canales modernos, mientras que en los híper y supermercados las misiones chicas y de abastecimiento tienen la misma penetración.

Por otra parte, en términos globales, los hogares argentinos realizan 1.500 millones de viajes de compra en el transcurso de un año y alcanzan en promedio 130 viajes por hogar, según se desprende del análisis de Kantar Worldpanel.

Almacén vs. autoservicios
Según el estudio de la consultora, en el contexto actual, los almacenes han quedado relegados como tradicionales canales de compras de las familias argentinas, mientras los negocios creados bajo el formato del autoservicio continúan en ascenso en términos de preferencias.

Al respecto, la investigación de Kantar Worldpanel señala que el almacén perdió hogares en todo el país y su rol se ve amenazado por autoservicios y supermercados, dado que en 2012 su participación en la totalidad de canales de compra era de 12% y, en 2013, el porcentaje se encuentra en 10%.

En tanto, el autoservicio ganó mercados en el mix de canales al crecer en compras familiares de abastecimiento y reposición.

De esta manera, esta último formato igualó a los supermercados en el gasto medio gracias a hogares que incorporan nuevas categorías.

“En síntesis, tenemos que ser conscientes de que el modo en que compramos afecta qué compramos. La clave para las marcas es entender las nuevas tendencias y hábitos de compra para poder adaptarse y hasta anticipar este tipo de cambios”, concluyó Filipponi.