Home  >   Construcción   >   Construir en seco, una alternativa eficiente

Construir en seco, una alternativa eficiente

Casa hecha en seco

Se trata de un sistema constructivo amigable con el medio ambiente, que se caracteriza por su rapidez de ejecución, limpieza y confort térmico y acústico. En los últimos 15 años el consumo de placas de yeso en Argentina se sextuplicó. La durabilidad de una vivienda en seco es de más de 200 años. Todos los materiales son de fabricación nacional.

Por Natalia Riva - nriva@comercioyjusticia.info

Cuando se habla de construir en Argentina, se considera como primera opción -más por tradición que por elección- la construcción tradicional o húmeda, que utiliza los clásicos materiales básicos como la arena el cemento y los ladrillos. En cambio, la construcción en seco, que usa acero y materiales secos, como las placas de yeso, queda en un segundo plano.

Sin embargo, cada vez son más notorias las ventajas de este sistema que, a paso sostenido, viene creciendo en la construcción. “Cuando hablamos de construcción en seco, hablamos de una tecnología constructiva amigable con el medio ambiente, que se caracteriza por su rapidez de ejecución, su limpieza, y un inmejorable confort térmico y acústico”, explicó María Gabriela Malagraba, coordinadora del Instituto de la Construcción en Seco (Incose).

Según agregó la especialista, este sistema constructivo (o sistema Steel Framing) se utiliza mayormente en viviendas, aunque existen diversas y exitosas aplicaciones en arquitectura hotelera, hospitalaria y escolar.

“Asimismo, con este sistema es posible la resolución de fachadas en seco, incluso sobre sistemas tradicionales de construcción, como así también la ejecución de naves industriales.

Por otra parte, es interesante su uso para restauración de patrimonios históricos, donde la aplicación de la construcción tradicional, dado su peso, es inviable”, completó Malagraba.

Tendencia que crece
Si bien quedan barreras que vencer desde lo cultural, es innegable que la construcción en seco viene teniendo un crecimiento sostenido a lo largo de los años.

Según las últimas estimaciones disponibles del sector, en 15 años el consumo de placas de yeso se sextuplicó: pasó de 0,1 metro cuadrado per cápita en 1997 a 0,6 metro cuadrado en la actualidad.

“Prueba de ello -destacó Malagraba- son los 20 años que nuestro Instituto cumple en 2013, a través de los cuales se multiplican exponencialmente las capacitaciones, las consultas y la necesidad de elaborar más y mejor información para un mercado en permanente avance”.

Claro que la expansión del uso de este sistema se da principalmente en las regiones más frías del país, por sus cualidades de rapidez y de aislamiento térmico, y en donde el clima brinda poco tiempo para realizar la construcción. “Estos sistemas permiten levantar muy rápidamente una estructura, cerrarla en su exterior, y continuar trabajando luego en las terminaciones interiores”, puntualizó la especialista.

En lo que respecta al aislamiento térmico, la configuración propia del sistema permite que fácilmente se alcancen los requisitos de habitabilidad que exigen la Norma IRAM 11605 para todas las zonas bioclimáticas de la Argentina, variando solamente el espesor de los elementos aislantes térmicos y acústicos y su ubicación dentro del muro externo.

Sobre este tema, Malagraba explicó: “Estableciendo claramente estos requisitos (por ejemplo, exigiendo un valor máximo de K, coeficiente de transmisión térmica de los muros) se puede determinar fácilmente si la vivienda cumplirá o no con los requisitos mínimos de aislamiento y ausencia de condensación que se establecen en las normas IRAM, algo que no se obtiene con materiales considerados como ‘tradicionales’ en sus espesores habituales”.

La ley 13059 de la provincia de Buenos Aires, ya reglamentada y plenamente vigente, establece que el nivel de aislamiento de muros externos en viviendas nuevas deberá ser como mínimo el equivalente al nivel B de la IRAM 11605, condición fácilmente alcanzable en las diferentes configuraciones de paneles en Steel Framing, como lo demuestran los diferentes modelos de muros ensayados en el INTI por el Incose para la determinación del valor K. Cabe mencionar que el muro compuesto por bloques cerámicos de 18 cm de espesor con revoques cementicios en ambas caras, considerado como material tradicional, no cumple con los requisitos de la ley 13059.

Industria nacional
Actualmente todos los materiales se fabrican en Argentina (perfiles, placas de cemento, placas de yeso, tornillos, anclajes, aislaciones termoacústicas, barreras hidrófugas, etcétera).

En cuanto a las barreras de agua y viento, hay una de fabricación nacional y otra importada, que se distribuye sin inconvenientes.

Más aún, respecto a las novedades sobre este sistema constructivo, Malagraba aseguró que las empresas del mercado de la construcción en seco innovan constantemente en la fabricación de nuevos productos, que se adapten a las demandas de un público cada vez más exigente.

“Así es como aparecen productos tales como placas que se curvan, placas de alta resistencia, placas de alta performance acústica, o placas que absorben los olores del ambiente. Estas evoluciones eran impensables en los inicios de la construcción en seco en nuestro país y hoy representan soluciones tecnológicas tanto para proyectistas como para usuarios finales, facilitando el diseño en los primeros y una mejor calidad de vida en los segundos”, completó la especialista.

Economía y durabilidad
Si se tiene en cuenta el factor tiempo, la construcción en seco es más económica que la tradicional. Esto se debe a que si los tiempos de obra se reducen sustancialmente, también se reducen los costos.

“Por otra parte, los materiales que componen el sistema representan un valor similar y en algunos casos menor a los de la construcción tradicional”, afirmó la especialista.
Por último, el factor económico también aparece una vez la vivienda comienza a habitarse:

“Este sistema constructivo brinda un inmejorable confort térmico, y esto permite un ahorro en equipos de calefacción o aire acondicionado, con el consiguiente gasto en el pago de servicios de gas y electricidad.

En lo que respecta a la durabilidad, la coordinadora del Incose explicó que los perfiles de acero galvanizado liviano que conforman la estructura de una vivienda en seco es de más de 200 años. “Si a esto le sumamos una ejecución que respete las reglas del arte del sistema, podemos inferir que una construcción en seco es tan durable como una construcción tradicional”, finalizó.

Beneficios del sistema seco comparado con el húmedo
Recientemente, el Incose publicó una tabla comparativa entre ambos sistemas, que muestra de manera sintética cuáles son las cuestiones más relevantes a la hora de elegir construcción en seco por sobre otros métodos de construcción.

- Con el Steel Framing se obtiene una reducción del tiempo de obra que varía entre 30% y 60% con respecto a la misma obra realizada en sistema tradicional. Esto se debe a que gran cantidad de operaciones pueden realizarse en taller, independizándolas del clima.

- En la construcción tradicional es común el uso de maquinaria pesada, grúas de gran tamaño, etcETera. Con el sistema en seco esto no es necesario ya que los paneles pueden ser trasladados y emplazados sin necesidad de contar con equipos pesados.

- En el Steel Framing, al ser un sistema liviano, existe un menor riesgo de lesiones o accidentes. El sistema tradicional trabaja con elementos (maquinaria, grúas, bolsas de cemento, etcétera) de gran tamaño y peso que pueden ser determinantes a la hora de producir lesiones a un trabajador.

- Ambos sistemas pueden ser diseñados de modo de cumplir con los requerimientos de seguridad establecidos en los reglamentos del Centro de Investigación de los Reglamentos Nacionales de Seguridad para las Obras Civiles (Cirsoc).

- El sistema tradicional es más sucio, ya que utiliza, por ejemplo, cemento, cal, y áridos. El sistema seco produce una cantidad mucho menor de dichos desperdicios, ya que sus componentes principales, los perfiles de acero galvanizado, pueden adquirirse en gran medida cortados a las longitudes necesarias.

- En el Steel Framing las aislaciones térmicas y acústicas se colocan en los espacios que existen entre los perfiles, logrando valores de resistencia térmica y acústica elevados sin incrementar el espesor de los muros.

- Las remodelaciones o ampliaciones en la construcción en seco son simples, rápidas y limpias, mientras que en el sistema tradicional se producen mayores inconvenientes y molestias a los propietarios, generando además gran cantidad de residuos y suciedad.

- Los dos sistemas tienen buena resistencia al fuego, con una adecuada utilización de materiales.

- El Steel Framing es ideal para zonas sísmicas ya que su reducida masa disminuye las fuerzas sísmicas que son proporcionales a ella. El sistema tradicional requiere refuerzos estructurales que incrementan su costo.

- En el sistema en seco los costos de reparaciones son sensiblemente menores, ya que existe un acceso inmediato y sencillo a las instalaciones, evitando la rotura de paredes y el uso de materiales húmedos.

- El Steel Framing no es apto para la construcción de sótanos y edificaciones en subsuelos. El sistema tradicional sí es apto para este tipo de construcciones.

- La construcción en seco resulta un sistema competitivo en costos para construcciones de hasta dos pisos. Luego es más conveniente realizar una estructura primaria de hormigón o metálica pesada, utilizando el Steel Framing para realizar los cerramientos exteriores y las particiones interiores. De esta forma se reducen las cargas muertas por reducción del peso de los tabiques, redundando en una estructura primaria más liviana, y por ende, más económica.

-Los dos sistemas tienen acceso a sistemas de préstamos bancarios.

Artículos destacados

  • casa en construcción Un sistema rápido y económico para construir una vivienda 29 abril, 2014 Steel Frame se aplica en todo el mundo. Una...
  • Casa hecha en seco Construir en seco, una alternativa eficiente 30 agosto, 2013 Se trata de un sistema constructivo amigable con el...
  • Edificio Neuquen Interior Viviendas al natural 28 julio, 2014 Córdoba, Rolando Ipérico, un arquitecto local, está al...
  • Un pensamiento en “Construir en seco, una alternativa eficiente

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>