Home  >   Tecnología   >   Desde el Silicon Valley a una pujante América Latina

Desde el Silicon Valley a una pujante América Latina

En el mes de marzo pasado tuve la oportunidad de participar de un viaje maravilloso al Silicon Valley y de conocer a empresarios y emprendedores de distintos países latinoamericanos.

Por Gabriela Lemoine – Exclusivo para Comercio y Justicia

Esperaba ver muchas empresas relacionadas con el software pero, para mi grata sorpresa, había también empresas de comunicación y
publicidad, diseñadores, consultores, abogados y empresas de productos y servicios diversos. Todos ellos creadores o usuarios de tecnología. Y a todos los reunía el interés por conocer el ambiente de emprendedorismo que se respira en Silicon Valley.

Algo que todos tenían en común es, en mi opinión, una energía especial para emprender, ya sea con start-ups o proyectos  profesionales independientes, o bien dentro de las empresas en las que trabajan. Casi de manera inevitable, en cualquier conversación surgían posibles interacciones, sugerencias o ideas de algún proyecto que, por qué no, podría concretarse algún día.

Me pareció fascinante ver cómo personas de países tan distantes entre sí como México, Colombia, Perú, Chile y Argentina podíamos comunicarnos directamente, sin interpretación mediante, salvando algunos coloridos coloquialismos. Los latinoamericanos no nos damos cuenta de que esto es muy poco frecuente en otras regiones del mundo.

Por ejemplo, tomando algunos datos de Wikipedia, si sumamos la superficie de los países que mencioné veremos que el resultado prácticamente duplica la superficie que ocupan los países de la Unión Europea.

En estos cinco países se habla un solo idioma, el español, que es uno de los dos idiomas principales de toda América Latina.
Por otro lado, si comparamos el producto interno bruto (PIB) per cápita de la UE con el promedio de ese valor para estos cinco países, esta cifra casi cuadruplica el resultado para estos cinco países latinoamericanos. No puedo menos que admirarme de los europeos que, tras guerras devastadoras en el siglo pasado y hablando no menos de 24 idiomas, han logrado semejante progreso.

Y sin embargo, creo que los latinoamericanos estamos comenzando a darnos cuenta de las posibilidades que tenemos como región. Fue muy inspirador descubrir que emprendimientos sumamente exitosos en Silicon Valley son de origen latino y español, entre otros de numerosas nacionalidades.

Y también fue muy inspirador escuchar a mis compañeros de viaje relatar qué cosas habían aprendido y se llevarían a casa para
poner en práctica en sus países, cada uno desde su lugar, en lugar de optar por migrar al país del norte.

Aquí hay dos eventos que se llevarán a cabo en abril, que dan prueba de esta energía emprendedora: “Think Latin America” (www.thinklatinamerica.com). Se realizará los días 17 y 18 próximos en Dublín, Irlanda.

Sus organizadores son dos empresas de traducción y localización de software, una cordobesa y otra brasileña. Se tratarán temas de
gran interés para la región, como desarrollos en tecnología móvil, recursos humanos y educación, y el posicionamiento de América Latina como hub tecnológico.

Líderes de la industria se reunirán para debatir las oportunidades y el crecimiento de la región. Entre otras empresas de alcance global, uno de los patrocinadores es Hispano Language Advisory, la empresa de servicios empresariales de traducción y
formato que dirijo.

“Desafíos de la Innovación Empresarial en América Latina” (www.enlacesred.org). Este evento, que se centra en la innovación, organizado por una red de escuelas de negocios, se lleva a cabo desde mañana hasta el 12, en Cartagena, Colombia.

Confío en que los latinoamericanos sabremos aprender las lecciones de otras regiones y acortar el camino hacia nuestro propio desarrollo y bienestar.