Home  >   Profesionales   >   Abren el camino para formar expertos que hagan ciencia aplicada a la salud

Abren el camino para formar expertos que hagan ciencia aplicada a la salud

HUGO LUJÁN. Investigador en infecciones.

HUGO LUJÁN. Investigador en infecciones.

Por intermedio de los estudiantes buscan generar proyectos de cooperación conjunta entre Argentina y Alemania. Se cursa un año en la UCC y otro en la Escuela de Medicina de Hannover

Abrió ayer una maestría “muy particular”, como la define uno de sus coordinadores. Es un posgrado binacional en Biología de las Infecciones. Se dictará la mitad en Córdoba y la otra mitad en Alemania y los docentes y alumnos se comunicarán en inglés.
“Vemos que existe un nicho en cuanto a profesionales preparados en esta área. Fundamentalmente en Europa, donde el problema por infecciones no está bien abordado porque no lo sufren tanto como aquí, entonces aprovechamos esa deficiencia que tienen ellos allá y aprovechamos también los conocimientos en inmunología que tienen en Europa para hacer esto en conjunto. Así surgió la idea y hace ya varios años que venimos trabajando para tratar de concretarla”, explica Hugo Luján, uno de los coordinadores de la maestría y director del Centro de Investigación y Desarrollo en Inmunología y Enfermedades Infecciosas (Cidie), instituto de doble dependencia entre el Conicet y la Universidad Católica de Córdoba (UCC).
La Facultad de Ciencias de la Salud y el Cidie -junto a la Escuela de Medicina de Hannover (Alemania) -impulsan esta propuesta que se focaliza en la investigación de vanguardia en el campo de la biología de las infecciones.

“En Europa las maestrías son muy importantes tanto para ingresar a la industria como para hacer un doctorado. Esta maestría es muy personalizada, hay genetistas, bioquímicos, biólogos, y los alumnos de Europa son bachelors que tienen título con tres años de universidad”, describió Luján, quien desde hace más de 20 años estudia mecanismos de adaptación de parásitos patógenos humanos y de animales, realiza investigación y desarrollo de anticuerpos monoclonales, proteínas recombinantes y otros productos biotecnológicos para uso en diagnóstico, tratamiento y prevención de enfermedades humanas y animales.
Actualmente, comenzaron a cursar la maestría en Córdoba ocho estudiantes: tres argentinos, tres alemanes, uno de brasileño y uno portugués. El objetivo es generar, por su intermedio, proyectos de cooperación conjunta entre los dos países, por lo cual apunta a una mayor y cercana interacción entre estudiantes y profesores mediante una educación más personalizada.
“La currícula incluye desde inmunología básica a inmunología avanzada, microbiología (conocimientos de virus, bacterias, hongos, parásitos), mucha actividad práctica y una pasantía de un mes en los laboratorios de los docentes e investigadores tanto de Argentina como de Alemania, en este último caso, con la ventaja de acceder a equipamentos y tecnología que nosotros acá no tenemos”, diferenció el investigador.
Aunque se dicta en la UCC, el equipo de docentes está integrado también por profesores de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), de la Facultad de Ciencias Químicas. El título tendrá validez tanto en la Unión Europea como en el Mercosur.

“Lo que también queremos con esta maestría es que los alumnos no sólo se vinculen con ciencia básica sino que también la apliquen y hagan una traslación a la sociedad, que llegue al paciente”, resaltó Luján, e hizo referencia a la posibilidad de que en un futuro los egresados desarrollen vacunas y medicamentos.
Durante la apertura estuvieron Tim Sparwasser, el otro coordinador del posgrado, y Graciela Humbert Lan, directora del Consejo Científico del Centro Universitario Argentino-Alemán (CUAA), entidad que becará parte de la maestría a los alumnos.
En tanto que el investigador de la Universidad de San Martín y el Conicet, Oscar Campetella, brindó una conferencia de apertura sobre inmunología en la enfermedad de Chagas. “El Chagas es una enfermedad olvidada, la verdad es que sigue siendo un problema en Latinoamérica y está entrando en Europa vía inmigrantes, los donantes de sangre les transmiten la enfermedad a los europeos siendo que ellos ya no la tenían”, advirtió Luján al destacar la importancia del tema.