Home  >   Opinión   >   El mercado argentino, en pausa

El mercado argentino, en pausa

meval bolsa

 Por Francisco García *

Esta semana el mercado norteamericano volvió a la carga rompiendo récords, con el índice S&P 500 alcanzando 2.657,74 puntos y el Dow Jones cruzando la barrera de los 24.000 puntos por primera vez en su historia. El tan esperado recorte de impuestos causó un incremento temporal en el flujo de capitales desde los países emergentes hacia Estados Unidos, impulsando nuevas subas a pesar de la prueba norcoreana de un misil intercontinental.
Estos sucesos refuerzan la visión positiva que tiene el mundo sobre la marcha de la economía estadounidense. Sin embargo, es evidente que -a medida que las cotizaciones sigan escalando- deberíamos esperar una mayor volatilidad y potenciales correcciones.
En el mercado local, se destacó la suba de la calificación crediticia de Argentina por parte de Moody’s, llevándola de B3 a B2. La calificadora confía las distintas reformas económicas que está intentando implementar el Gobierno en estos últimos tiempos serán exitosas, con una alta probabilidad de continuidad hacia el futuro. Además, esa firma estima que la economía crecerá alrededor de tres por ciento este año y 3,5% en 2018, y que la inflación se ubicará, respectivamente, en niveles de 23 y 15%.

Bajo el contexto de alto endeudamiento y déficit fiscal en el que se encuentra actualmente Argentina, la mejora en la calificación refleja un voto de confianza por parte de la calificadora sobre los efectos positivos de las distintas medidas económicas en curso. El impacto más evidente para el inversor es la comprensión de spread de los bonos soberanos, denominados en moneda extranjera.
Si comparamos los títulos públicos nacionales con los de nuestros pares latinoamericanos, se verifica que bonos con duración cercana a seis años, rinden entre 150 y 200 puntos básicos más que los de países tales como Brasil o Paraguay, presentando una oportunidad de mayor compresión de spreads en caso de confirmarse una consolidación en los cambios estructurales encarados.
Las modificaciones en la normativa emitida por la Superintendencia de Seguros produjo una suba en títulos de moneda local ajustables por CER, siendo el Boncer 2021 (TC21) y el Discount en pesos(DICP) los más beneficiados. En el caso de los bonos ajustables por Badlar, los inversores prefirieron los emitidos por provincias de buen riesgo crediticio como el PMD18 de Mendoza.
Con respecto al mercado de divisas, el tipo de cambio A3500 -publicado diariamente por el Banco Centreal de la República Argentina (BCRA)- cerró la semana en 17,26 pesos por dólar, representando una apreciación de 0,6%.
Por su parte, el tipo de cambio real se encuentra en su nivel más bajo desde mayo del corriente año, mes en el que el BCRA intervino comprando divisas, lo cual generó un piso en su cotización. Por este motivo, sumado a la mayor demanda estacional potencial de divisas, consideramos que los niveles actuales del tipo de cambio se encontrarían cercanos a un piso de corto plazo, tanto desde el punto de vista fundamental como técnico, donde el inversor podría evaluar para incrementar las tenencias de activos dolarizados, especialmente aquellos que estén muy expuestos en la moneda local.
Para inversores con mayor propensión a asumir riesgos, las acciones podrían representar una buena oportunidad de mediano plazo, no exenta de volatilidad en el corto. En este rubro favorecemos los sectores energético, bancario y prestadoras de servicios públicos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>