Home  >   Mercado Financiero   >   Si Argentina “asciende” a país emergente se esperan mejores tasas y más financiación

Si Argentina “asciende” a país emergente se esperan mejores tasas y más financiación

merval

El cambio implicaría la baja en la prima de riesgo del país, lo que redundará en la suba en el precio de los papeles argentinos y un mayor flujo de fondos

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

MSCI Inc. (anteriormente Morgan Stanley Capital Internacional y MSCI Barra) es un ponderador estadounidense de fondos de capital de inversión, deuda, índices de mercados de valores, fondos de cobertura y otras herramientas de análisis de carteras, que determinará el próximo 20 de junio la suerte de Argentina en cuanto a su calificación de mercado. Esto es, si deja de ser considerado “de frontera” y vuelve a la categoría de “emergente”.
Los criterios son cualitativos pero también los hay cuantitativos. La clasificación en unos u otros se basa en su desarrollo económico, su tamaño y liquidez del mercado de capitales, y las posibilidades de acceso para los inversionistas extranjeros.
Según los especialistas, no existe un parámetro o regla estricta a seguir para calificar debido a que “es muy difícil hacerlo de un día para el otro. Más bien se toma en cuenta la aplicación consistente de reglas de largo plazo”, explicó Gustavo Neffa, de Saxo Bank, banco danés.
En el mismo sentido se pronunció  Gabriel Revigliono, gerente regional del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF). En diálogo con Comercio y Justicia, dijo: “Se están dando muchas novedades que están ayudando a que Argentina deje de ser un país de paso y se genere una economía emergente en donde la competitividad y la productividad sean los factores determinantes para el arraigo de inversiones extranjeras que generen trabajo”.

Pese a ello, admitió que aún restan cosas por hacer. “Una política monetarista como la que tenemos actualmente es de contención y de corto plazo. No puede mantenerse en el tiempo. Tenemos que ir hacia otras políticas que ayuden, por ejemplo, a bajar el costo impositivo en el precio final de los productos, tal y como comenzó a hacerse. También hay que cambiar el esquema impositivo”.
Más allá de las importantes cuestiones que resta por resolver, lo cierto es que el próximo 20, el MSCI puede mejorar la imagen externa de Argentina, y eso es algo que el Gobierno -no sólo éste- mira con bastante atención ya que, en parte, será un reconocimiento (o no) a las políticas aplicadas desde diciembre de 2015 (la salida del default puede ser uno de los motivos centrales que permitiría a Argentina volver a la “liga de emergentes”).
Haqy expectativas y según explicó a Comercio y Justicia Aníbal Casas Arregui, de SyC inversiones, dos serían los impactos que tendrá el “pase” de categoría: “Uno, el más especultativo, es el que se generaría en los precios de los papeles argentinos, ya que hay fondos de inversión que, si Argentina pasare a ser emergente, se verían obligados a comprar papeles argentinos, con lo cual aumentarían los precios, cosa que ya se está dando”.
Por otro lado, indicó que habrá un impacto de mediano plazo: el relativo a con que si Argentina avanza y hace las cosas bien, vendrán muchos fondos al mercado de capitales.
“A mi juicio es lo más significativo porque si pasamos a ser emergentes y mejora la situación fiscal y la calificación de Argentina, la cantidad de dinero que va a ingresar para financiar no sólo a los Estados sino también a las empresas es significativa, no sólo en tasas sino también en plazos”, explicó Casas Arregui, y agregó: “Algo de eso ya lo estamos viendo con el financiamiento que consiguen los gobiernos. Y las empresas van a poder financiar proyectos a más largo plazo y con mejores tasas”.
Y auguró: “Además, a Argentina le va a bajar la prima de riesgo, por lo cual, cuando una empresa estudie un proyecto y aplique lo que se denomina un valor actual neto, es decir, descuente un flujo de fondos en base a determinada tasa, se va a ver beneficiada una tasa más baja ya que se trata de una Argentina emergente. Es decir, más proyectos serán viables y las inversiones serán mayores”.

Las tres categorías

La clasificación de países y regiones que utiliza Morgan Stanley Capital International (MSCI) Barra para elaborar sus índices de renta variable internacional son los que suele utilizar la industria financiera como referencia en materia de desempeño para fondos comunes o para la composición de diversos  Exchange Traded Funds (ETF) -cestas de valores diseñadas con el fin de replicar los movimientos de índices bursátiles, sectores en particular, bonos o materias primas.

Morgan Stanley diferencia tres clases:
- Los desarrollados están conformados por acciones de 24 estados miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y representados en el índice MSCI World Index.
- Los mercados emergentes están conformados por acciones de 21 estados en vías de desarrollo, entre los que se encuentran Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, República Checa, Egipto, Rusia, Sudáfrica, China e India, entre otros.
n Los de frontera agrupan los papeles de 26 Estados que no alcanzan la calificación anterior. Entre éstos se encuentran Argentina, Trinidad y Tobago, Bulgaria, Croacia, Estonia, Lituania, Rumania, Serbia, Eslovenia, Ucrania, Kenia y otros.