Un valle de Silicio flotante para emprendedores extranjeros sin papeles

Presentaron Bluseed, “el barco de los sueños para los fundadores de firmas”. Estará a 12 millas de la costa de los Estados Unidos, totalmente conectados con el mayor centro tecnológico mundial.

Google, Facebook o Zynga: estas empresas de tecnología nacieron gracias a trabajadores inteligentes y potenciales donantes que financiaran sus proyectos. El lugar elegido fue el valle de Silicio, en los Estados Unidos. Pero, ¿qué pasa si los emprendedores no tienen permiso de residencia en ese país? Un barco podría ser la solución.

Se trata de que emprendedores extranjeros de firmas tecnológicas que no hayan recibido permiso de trabajo o residencia en Estados Unidos puedan residir en el futuro en una plataforma flotante cerca del valle de la alta tecnología de forma totalmente legal, gracias al proyecto Blueseed.

Este “barco de los sueños para los fundadores de empresas” anclará a 12 millas de la costa, fuera del alcance de las autoridades migratorias estadounidenses.

Max Marty, hijo de emigrantes cubanos, es el cerebro tras este proyecto. Él mismo dice conocer casos de compañeros extranjeros con talento quienes -después de terminar sus estudios- tuvieron que dejar el país. Ahora intenta -con ayuda de Peter Thiel, quien financia a emprendedores- obtener el dinero necesario para la construcción del barco.

Aún no se sabe cómo será el aspecto del barco de ideas. Los bocetos van desde un carguero de contenedores reconstruido al estilo de una construcción industrial soviética hasta una estructura similar a la de una plataforma petrolera, pasando por una especie de crucero. La variante de lujo incluiría una gran piscina, un campo de fútbol y un parque lleno de árboles. En cualquier caso, el proyecto tendrá un helipuerto.

A mediano plazo

A finales de 2013 se mudarían ya los primeros emprendedores, que pagarían por un camarote para cuatro donde dormir y por un escritorio en una gran oficina al menos 1.200 dólares, menos de lo que cuesta una pequeña vivienda cerca de San Francisco. Para bolsillos que puedan permitirse alquileres más altos existiría también la posibilidad de alquilar una zona propia.

Artículos destacados