“Si emprendés para ‘salvarte’, seguramente te va a ir mal”

Arrieta. Es considerado en el ambiente como “emprendedor serial”.

Esta frase es una de las definiciones del autor, quien fundó y actualmente dirige la aceleradora NXTP Labs. La única forma de atravesar las difultades de emprender es “amar” lo que se hace, agregó el especialista.

El fundador y CEO de la aceleradora de empresas NXTP Labs, Ariel Arrieta, acaba de publicar el libro Aprender a Emprender, un texto de lectura obligatoria tanto para todos aquellos que tienen la idea y aún no se animaron a hacerlo como para los que ya están emprendiendo y quieren hacerlo mejor.

“Cualquier startup que arranca tiene que pasar por un montón de caminos que son bastante sufridos y donde se va a chocar con un montón de problemas. La única forma de atravesar todo eso es hacerlo por otro motivo que no es hacer dinero, eso es lo que va a dar fortaleza. Si no, vas a tener un montón de oportunidades de hacer dinero con alguna cosa que no sea emprendiendo”, explicó Arrieta en una entrevista realizada por el sitio El Otro Mate.

Y, sobre este tema, agregó: “Si hacés las cosas sólo para salvarte, probablemente te vaya mal; en cambio, si haces las cosas porque es lo que creés que hacés mejor, seguramente te va a ir bien”.

– ¿Cómo se contempla a los subocupados que emprenden porque “no les queda otra”?
– Hay emprendedores por oportunidad y emprendedores por necesidad, a los que les termina yendo mejor son los que están motivados por la oportunidad, que generalmente están mejor preparados. Los que tienen la necesidad son por ahí los que se quedan sin laburo y buscan emprender para hacer algo y puede ser que les vaya bien o más o menos, pero normalmente tienen menos chances que quien está más preparado para hacerlo.

– ¿Cómo se compatibiliza emprender con innovar?
– Es encontrar esa combinación; cuando hay emprendedores que innovan, están creando más valor. No todo emprendedor innova y la discusión que surge entre innovadores es si agarrar un modelo de negocios funcionando en otro lado es innovar. Desde el punto de vista del inversor, tiene mucho más riesgo una idea totalmente nueva.

– ¿Cuán importante es el plan de negocios?
– Lo importante es tener un documento en el cual se diga cómo ocuparse de las diferentes áreas de mercado, cuál es el plan financiero, cómo se va a producir, cuál es el segmento del mercado, como está la competencia. Todo eso queda reflejado en el Canvas que reemplaza a lo que antes se usaba como el business plan. Una startup no es una empresa chiquita, es una hipótesis de un modelo de negocios, de un conjunto de actividades que va a tener esta empresa en formación. Ella tiene que probar una tesis de negocios y cuando eso pasa, se convierte en una compañía.

– ¿Emprendedor se nace o se hace?
– Hay de las dos cosas: nadie nace siendo 100% emprendedor pero algunas de las cosas que necesitás para ser emprendedor las tenés que traer de adentro. Después, se aprenden un montón de cosas sobre cómo emprender, probar prototipos, levantar capital, negociar la venta de una compañía. Se aprenden muchas cosas de managment y gestión; pero algunos elementos -que implican pasión por arrancar una compañía o cierta aversión al riesgo, propios de arrancar un proceso con una empresa nueva- es mejor que la persona las traiga antes, porque probablemente le cueste mucho aprenderlas. Emprender es para cualquiera pero no cualquiera puede ser emprendedor.

– ¿A quién está dirigido el libro Aprender a Emprender?
– Hay varios públicos. Hay gente que todavía no arrancó a emprender y está soñando con esa posibilidad de iniciar una empresa, y ahí aporta el valor importante de ver la película entera y no sólo la foto del emprendedor exitoso; ver todo el penoso camino que tiene que recorrer una persona para llegar a vender su compañía en algún momento y poder saber todas etapas de entradas, para ver si me embarco en esto y estoy dispuesto a sufrir lo que implica porque veo luz al final del camino. Que no te agarre en el medio del camino descubriendo de golpe todo lo que se viene. También es para alguien que piensa que podría llegar a emprender o que le atrae esta posibilidad de ser independiente en vez de estar en relación de dependencia. Y después de emprender, cuando están arrancando, sirve para que entiendan qué problemas puede tener una startup cuando está empezando o que problemas puede tener en diferentes etapas.

Artículos destacados