Recta final para una nueva norma contable para pymes

Los presidentes de todos los consejos profesionales de ciencias económicas se reunirán la semana que viene para los últimos ajustes tendientes a elaborar una normativa más sencilla.

La junta de gobierno de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas (Facpce) se apresta a afinar los últimos detalles de un proyecto de nueva norma contable para pequeñas y medianas empresas.

Aunque hoy la tendencia se dirige hacia la convergencia a normas financieras internacionales (NIIF), los contadores del país impulsan una simplificación en la presentación de información pyme frente a esos parámetros. Cabe señalar que la intención de los profesionales es que -una vez aprobada la nueva norma en el seno de la Facpce- ésta sea validada por la Federación Internacional de Contadores (IFAC), órgano que emite las normativas internacionales.

El proyecto de Resolución Técnica (RT) 22, que establece normas contables especiales para las empresas pequeñas y medianas, busca reemplazar a la actual RT 17 y viene siendo debatido en los Consejos Profesionales de Ciencias Económicas de todas las provincias, incluida la de Córdoba.

Según anticipó a Comercio y Justicia el presidente del CPCE provincial, José Arnoletto, el próximo viernes podría haber una aprobación de la iniciativa en una reunión que mantendrán en Catamarca todos los titulares de consejos profesionales del país, aunque no descartó que haya una ronda más de ajustes.

En detalle
En el marco de las Jornadas de Contabilidad y Auditoría que se desarrollaron en Córdoba, Martín Kerner, miembro del Consejo Emisor de Normas de Contabilidad y Auditoría de la Facpce, brindó un detalle sobre las principales modificaciones que se introducen a las normas actuales.

Explicó que el proyecto establece una norma básica para los denominados Entes pequeños y Medianos (EPYM) y una norma superior para el resto de las entidades que no califican como EPYM.

Asimismo, Kerner señaló que entre los principales cambios asoma una cuestión de forma. “En la actualidad es una norma general para todo tipo de entes y trae ciertas dispensas específicas para entes pequeños. El formato ahora cambia: una norma para EPYM y una norma diferente para los entes no EPYM. Ése es un cambio fundamental”, dijo Kerner en una entrevista difundida en www.cpcecba.org.ar, el sitio del consejo.

Estructura
Otro de los puntos señalados por Kerner es el cambio del formato interno de los rubros, que organizarán por secciones. “Una de las críticas que tiene la norma actual (la RT 17, que este proyecto viene a reemplazar) es que hay referencias constantes con otras secciones, y eso genera dificultades de aplicación. La nueva norma lo incluye sección por sección. Es más extensa porque repite los mismos conceptos en cada una de las secciones, pero de esa forma se evitan las referencias”.

Finalmente, reconoció que se trata de una norma más sencilla. “Trae ciertas dispensas; las que ya tenía la norma argentina de la RT 17 y el anexo A y agregados que incluyó la junta de Gobierno en este proyecto. Por ejemplo, la segregación del componente financiero implícito al inicio y al cierre, la utilización de una tasa de mercado, el impuesto diferido que no sea obligatorio, el cálculo del costo de venta, permitiendo diversas formas simplificadas, y un cálculo simple del valor recuperable para ciertos bienes fijos. Ese tipo de simplificaciones son las que mayor impacto tienen en el nuevo proyecto”, dijo.

Artículos destacados