Monotributo Social: 500 mil personas ya se inscribieron

La cifra es nacional. Esos emprendedores ya pueden emitir facturas, ser proveedores del Estado por contratación directa, acceder a una obra social e ingresar al sistema previsional.

El Monotributo Social tiene como objetivo facilitar y promover la incorporación a la economía formal de aquellas personas en situación de vulnerabilidad social que estuvieron históricamente excluidas. Principalmente, está dirigido a emprendedores que realicen una única actividad económica, productiva, comercial o de servicios, y que no generen ingresos anuales superiores a 32.196 pesos.

Hasta el momento, ya se inscribieron más de 500 mil personas en este régimen tributario que lleva adelante el Ministerio de Desarrollo Social en todo el país. Casi 76 por ciento de los inscriptos lo hicieron bajo la categoría de personas físicas, más de 3 por ciento como integrantes de proyectos productivos y alrededor de 22 por ciento como asociados de cooperativas de trabajo.

Asimismo, de las 500 mil personas inscriptas, 4.690 son cooperativas, 7.834 son proyectos productivos y más de 156 mil, monotributistas sociales que ya se encuentran totalmente subsidiados a costo cero. Con esta modalidad, el Estado aporta 100 por ciento del componente.

De qué se trata

El Monotributo Social fortalece los proyectos en marcha e impulsa la creación de nuevas iniciativas y recupera las capacidades y los valores que identifican a los emprendedores, permitiéndoles participar en la economía en igualdad de condiciones y así promover la inclusión social.

A partir del reconocimiento de sus actividades y de su inclusión como contribuyentes, las y los trabajadores están en condiciones de emitir facturas, ser proveedores del Estado por contratación directa, acceder a las prestaciones de las obras sociales del Sistema Nacional de Salud e ingresar al sistema previsional. Este régimen tributario optativo es compatible con jubilaciones mínimas, pensiones y con la Asignación Universal por Hijo (AUH).

También agropecuario

A partir de una resolución conjunta, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) celebró entre la Secretaría de Coordinación y Monitoreo Institucional (SCMI) del ministerio que conduce Alicia Kirchner, la Secretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (SDRAF) y la conformación del Monotributo Social Agropecuario a costo cero.

Esta herramienta está destinada a los agricultores familiares del país con producción para subsistencia y pequeñas unidades de venta.

Brinda los mismos derechos que el Monotributo Social. En la provincia de Corrientes, por ejemplo, cuatro mil agricultores familiares de las localidades de San Roque, General Paz y San Miguel ya recibieron sus respectivos talonarios de facturas y credenciales de monotributistas sociales.

Pueden inscribirse personas que realizan una única actividad económica bajo las figuras de personas físicas, proyectos productivos que lleven adelante grupos de hasta tres integrantes y cooperativas de trabajo con un mínimo de seis asociados.

Mediante este tipo de políticas de generación de empleo, Desarrollo Social permite que mujeres y hombres de todo el país puedan sumarse a la economía formal mediante el crecimiento de sus emprendimientos independientes.

Para obtener más información, consultar en www.desarrollosocial.gov.ar

Sobre los microcréditos
Se devuelve 92% de los préstamos otorgados para financiar emprendimientos

Los pequeños préstamos destinados a productores de la economía social, basados solamente en la garantía solidaria, se entregan en todo el país. La sumas varían según cada proyecto y la mayoría de las tomadoras de préstamos son mujeres.

Exactamente, según un informe del Ministerio de Desarrollo Social, 74 por ciento de los tomadores de crédito es mujer y cerca de 38 por ciento es jóvenes menor de 35 años. Las suma del microcrédito varía según las características del emprendimiento y su finalidad.

Un 40 por ciento de las agrupaciones está vinculado a la agricultura familiar, más de 30 por ciento a emprendimientos textiles; le siguen las artesanías.

El índice de recupero de estos préstamos es de 92 por ciento son extremadamente bajos los casos de incumplimiento-. Más de 5.800 promotores de microcrédito brindan acompañamiento, asistencia técnica y vinculación territorial. La inversión fue de 525 millones de pesos desde que comenzó el programa.

Cómo acceder

Para acceder a un microcrédito hay que trabajar de forma organizada en el territorio nacional y administrar el fondo de crédito. Los préstamos que se otorgan -que parten de 500 pesos- no pueden superar 22 mil pesos, o sea 12 salarios mínimos, vitales y móviles, y están orientados a la adquisición de capital de trabajo, es decir, la compra de mercaderías e insumos de producción, y en segunda instancia activos fijos como máquinas y herramientas. Los ejemplos van desde un pequeño negocio familiar hasta la recuperación del Hotel Bauen y el Mercado de la Estepa, en Río Negro.

Hasta el momento, se llevan entregados 250 mil microcréditos a pequeños emprendedores nacionales.

Artículos destacados