Esta semana se analizará el proyecto de reforma de servicios financieros

La iniciativa prevé elevar el crédito a las pymes y que las entidades  destinen al segmento no menos de 38%  del total que financian al sector privado.

El titular de la Comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados, Alfonso Prat Gay (Coalición Cívica), analizará esta semana con el diputado Carlos Heller (Nuevo Encuentro Popular y Solidario) la fecha en la que comenzará el tratamiento del proyecto de Servicios Financieros para el Desarrollo Económico y Social.

La iniciativa, que prevé elevar el crédito destinado a las pymes, contempla topes en la tasa de interés y condiciona la participación de entidades extranjeras, deberá ser considerada inicialmente por la comisión de Finanzas y luego por la de Presupuesto y Hacienda.

En este marco, Heller dijo que la definición de la agenda de trabajo tiene por objetivo “conocer la opinión de las asociaciones de bancos, empresarios y usurarios” con respecto al tema. El diputado reconoció, no obstante, que “las cámaras empresariales y del sistema financiero tienden a tener alergia a las regulaciones estatales y prefieren las regulaciones del mercado”.

Acerca del proyecto

El proyecto presentado a fines de abril por Heller lleva también las firmas de los legisladores Martín Sabatella, Jorge Rivas, Vilma Ibarra y Ariel Basteiro.

El proyecto concibe la actividad financiera “como un servicio público, a partir de necesidades de los usuarios y no de los bancos”, según precisó el titular del Credicoop durante la presentación del proyecto.

Así, la iniciativa propone tornar obligatoria la garantía estatal de los depósitos y triplicar su monto (de 30 mil pesos en la  actualidad a 100 mil pesos). Además, el Banco Central deberá monitorear que ninguna entidad financiera privada supere una participación de ocho por ciento en el conjunto del sistema, tanto de depósitos como de préstamos.

Ese tope no modificaría la situación actual, pero “evitará que el sistema avance a una mayor concentración”, según puntualizaron los impulsores del proyecto.

Se impulsa, además, la creación de la Defensoría del Usuario de Servicios Financieros en el ámbito del Banco Central y un Departamento de Atención al Usuario de Servicios Financieros en cada entidad.

En materia crediticia, la iniciativa encomienda al BCRA establecer un listado de “servicios esenciales” que los bancos deberán ofrecer a los sectores sociales de menores ingresos,  sin costo o con un nivel máximo de comisiones.

Las entidades financieras, según el proyecto, deberán destinar en forma directa o indirecta a las micro, pequeñas y medianas empresas no menos de 38 por ciento del total de sus financiamientos al sector privado y dos por ciento a los microemprendimientos. Asimismo, las tasas de interés máximas para préstamos a mipymes y créditos personales de hasta 100 mil pesos no podrán superar en más de cinco por ciento una tasa promedio ponderada del sistema financiero para ese segmento, entre otras propuestas.

Artículos destacados