Empresas familiares: pequeñas en tamaño, mayores en rentabilidad

Perspectivas a largo plazo, flexibilidad, talento de la dirección y una relación cercana con los clientes son los puntos clave de su éxito.

Las empresas familiares crecen de forma rápida y generan más valor añadido y más empleo que el resto de las compañías de tamaño similar, según se desprende del informe The Role of Family Business (El rol de las empresas familiares), de Ernst & Young, que analiza la particular situación de este tipo de compañías.

La muestra se delimitó a compañías de tamaño medio y, de éstas, se seleccionaron como empresas familiares aquellas que tienen 25 por ciento de los derechos de voto en manos de una o dos familias; que cuentan en la dirección de la compañía con un miembro de la familia y, además, que la sociedad no sea una filial de otra compañía.

“La contribución a la economía de las empresas familiares es innegable y mayor que lo que en un principio podríamos imaginar si sólo nos fijamos en su tamaño. Su esfuerzo en la creación de empleo así como sus altos ratios de rentabilidad, su compromiso con la innovación y su robusto modelo de negocio las posicionan con mayores posibilidades de salir fortalecidas de la crisis”, afirmó José Luis Ruiz Expósito, socio responsable de Mercados de Ernst & Young.

El informe señala además que el éxito de estas compañías se puede establecer gracias un modelo de negocio común. En concreto, hay cuatro puntos clave: su perspectiva a largo plazo; su flexibilidad; el talento de su dirección; y una relación más cercana con sus clientes, puntualizó el informe.

Así, la perspectiva a largo plazo es una de sus características más particulares en el modelo de estas empresas, favorecido por la mezcla generacional que suele integrar la dirección.

En segundo lugar, el informe destaca la flexibilidad con la que operan este tipo de compañías ya que suelen contar con una estructura organizativa más sencilla y una dirección más ágil que en el resto de empresas. Por ejemplo, los planes corporativos pueden ejecutarse o modificarse más rápidamente y, ante decisiones complicadas, no es necesario obtener la aprobación de terceros.  En tercer lugar, el informe señala el talento de la dirección como otro de los puntos fuertes, contribuyendo a desmitificar dos estereotipos: que los puestos importantes de la dirección suelen estar reservados a los miembros de la familia, independientemente de sus aptitudes; y que atraer talento del exterior es una tarea complicada por la dificultad de competir con los salarios que pagan el resto de empresas.

El estudio señala que muchas empresas son ya capaces de atraer y retener profesionales sin por ello tener que aumentar los costos. Así, los empleados encuentran otras motivaciones más allá del propio salario: la estabilidad que les proporciona este tipo de empresas y el orgullo de contribuir a cimentar una institución que podría durar varias generaciones.

El cuarto factor común de su modelo de negocio es el relativo a la relación estrecha con los clientes. El informe destaca su lealtad a estas compañías que, a menudo, mantienen relaciones de largo recorrido porque aprecian el trato humano que les dispensan y el compromiso de los empleados y la dirección de la firma.

Artículos destacados