Apyme pidió medidas específicas para el sector

El secretario de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), Juan José Cisca, defendió hoy la necesidad de «medidas segmentadas» en el terreno fiscal y crediticio, a la vez que respaldó el proyecto de ley de Servicios Financieros para el Desarrollo Económico y Social, presentado la semana pasada por los diputados Martín Sabatella y Carlos Heller.

Durante una conferencia de prensa en la sede de la entidad, Cisca  dijo que «debe aliviarse la mochila fiscal de las PyME» y señaló que Apyme presentó propuestas específicas «ante el cambio en los planes de facilidades de pagos de la AFIP».

Por su parte, Eduardo Fernández, titular de la filial Córdoba de la entidad, dijo a su vez que las PyME necesitan también «facilidades ante los  aumentos salariales».

«Las grandes empresas, cuyo costo salarial no pasa de 5 a 7% de sus ventas, son las que negocian esos acuerdos, mientras para las pequeñas y medianas empresas va del 25 a 50%», sostuvo Fernández.

Cisca y Fernández, así como el economista Juan Carlos Amigo, anticiparon que la entidad trabaja en un proyecto de ley de Desarrollo MiPyME, para que «las políticas lleguen de modo efectivo a sus destinatarios, teniendo en cuenta no sólo variables
cuantitativas, sino realidades sectoriales o regionales».

En cuanto al respaldo al proyecto de ley de Servicios Financieros, coincidieron en que «debe derogarse el bando de la dictadura militar, de 1977, que constituyó el eje del plan económico de José Alfredo Martínez de Hoz».

Los dirigentes de Apyme consideraron «fundamental» reorientar el crédito hacia las micro, pequeñas y medianas empresas; regular las tasas de interés; y establecer servicios esenciales dirigidos hacia los sectores de menos ingresos de la sociedad, con un nivel máximo de comisiones o sin ellas.

«Las PyME concentran la mayor parte del empleo y la producción, y son en su inmensa mayoría de capitales nacionales, por eso requieren un reconocimiento especial», dijo Cisca.

Fernández señaló por último que «estamos preocupados por la acción especulativa de los formadores de precios, que presionan sobre nuestros costos e insumos, por lo cual creemos que el respaldo a las MIPyME es la mejor respuesta para amortiguar el
impacto de los aumentos». (Télam).-

Artículos destacados