Los profesionales con más proyección en las empresas

Personas especializadas en química, genoma humano y nanomedicina serán -junto con  los exploradores de la agrofarmacia, los reductores de consumo energético y gestores de redes sociales, los más requeridos con vistas a 2015.

Las profesiones relacionadas a la química, la nanomedicina, la farmacia para plantas y animales, el manejo eficiente de la energía y la gestión de las redes sociales  serán las que ganarán terreno en los próximos cinco años. Así lo detalló un estudio realizado por The Association of Professional Futurists (APF), organismo  compuesto por 20.000 profesionales de todo el mundo  que trabajan en variadas disciplinas.

Según la entidad, en el mercado se están detectando nuevas exigencias que darán lugar a conocimientos distintos por desarrollar. Para la APF algunos puestos que pueden estar en la mira de las empresas en 2015 son:

– Química a otro nivel: en los laboratorios hace falta personal entrenado en esterilizar el material, ajustar los aparatos, realizar análisis, preparar los tubos de ensayo, organizar y conservar muestras biológicas, entender normas de calidad en las empresas, ente otras tareas. Se requerirá un egresado de esta carrera quien realice una especialidad en los temas descritos.

En esta área, la Organización de las Naciones Unidades (ONU) ha dado un paso para concientizar sobre la importancia de esta ciencia y ha declarado 2011 como el año internacional de la química.

– Consejero médico genético: médicos generales y pacientes necesitarán a un experto que los asesore sobre las mejores tendencias de tratamiento para la patología de la persona, según su genoma. Estos especialistas deberán combinar estudios de medicina y biotecnología.

–  Nanomédico: será un médico con formación en nanotecnología capaz de desarrollar y utilizar dispositivos que mejoren la salud. En un perfil más complejo, puede combinar estudios de medicina, ingeniería robótica, biotecnología y biomedicina.

– Agrofarmacéutico: con base en la modificación genética, estos profesionales pueden trabajar en actividades como cultivos de vegetales y crianza de animales con sustancias terapéuticas.

– Técnico en eficiencia energética: será el encargado de orientar sobre cómo reducir el consumo energético en las empresas y viviendas. Asesorará sobre la mejor ubicación de los edificios y el material más idóneo a utilizar en función de la temperatura y la condición climática en diversas regiones.

– Gestor de comunidades: las empresas necesitarán quién los asesore sobre su participación en redes sociales; que active los foros más adecuados al perfil corporativo y analice las contribuciones de los internautas. Este profesional necesita dominar, al menos, el inglés y diversas destrezas tecnológicas para moverse en estas comunidades.

Más allá de las seis áreas mencionadas, hay determinadas actividades cuya demanda este año podrían incrementarse por el contexto global. En 2011, dos de los perfiles más solicitados serían el de analista financiero y el de asesor en tecnología para toma de decisiones empresariales.

Avances para la humanidad
La química en el centro de atención

“Estamos en la era en la cual los terrenos científicos son interdisciplinarios, con valores que conviven al tiempo que se modifican y renuevan de manera permanente. El desafío de los profesionales es construir estos espacios con la certeza de que las ciencias progresan tanto por la investigación como por la enseñanza y en este sentido hay paradigmas que modificar con vistas a las nuevas demandas de este milenio con sus conflictos y necesidades”, opinó Alejandra Casas (foto), vicepresidente del Colegio de Bioquímicos y titular de la Federación de Entidades Profesionales Universitarias de Córdoba (Fepuc) al ser consultada por Comercio y Justicia sobre la relevancia que tendrá la química en los próximos años.

“La Asamblea General de la ONU -agregó- ha proclamado este 2011 como el año internacional de la química, una disciplina que -siendo tan básica- contribuye al desarrollo de la humanidad, puesto que interviene en innumerables aspectos del desarrollo vital, y es allí donde sus raíces se entrelazan íntimamente con otras disciplinas”. “La intención de esta proclama ha sido la de crear conciencia sobre las contribuciones de esta ciencia en el bienestar de la humanidad, definiéndola como una ciencia creativa esencial para mejorar la sustentabilidad de nuestros modos de vida resolviendo problemas globales de la humanidad como los son la alimentación, el agua, la salud, la energía y el transporte”, concluyó Casas.

Artículos destacados