De la Sota prometió revisar la desregulación de los honorarios

Dijo que reverá la ley aprobada en su gestión que quitó a los colegios la potestad de fijar honorarios profesionales mínimos e impuso libre pactación entre partes. Señaló que se trataba de un momento económico diferente en el que era necesario “bajar el Costo Córdoba”.

El segundo tramo de la ronda con candidatos a gobernadores organizado por la Federación de Entidades Profesionales de Córdoba (Fepuc) llevó a José Manuel de la Sota (Unión por Córdoba) a contestar una agenda de temas que hoy afectan a los graduados. Entre ellos: una ley que devuelva a los colegios profesionales la potestad para fijar honorarios mínimos éticos y la inclusión de la Fepuc en el Consejo Económico y Social de la provincia. Sobre estos y otros puntos, De la Sota dio algunas definiciones:

– Sobre la restitución del “orden público” de los honorarios profesionales mediante una ley.  Se puede revisar y ver honorarios de base digna para permitir una negociación posterior entre el profesional y el contratante. Esto da tranquilidad a aquel que no ha logrado la suficiente difusión de su actividad profesional -porque es un profesional joven, o porque el mercado “está duro”-. Creo que hay que fijar condiciones de base y tendría que haber un ámbito de discusión con el gobierno para que estas determinaciones de base, por profesión, surjan de un diálogo constructivo entre lo privado y lo público.

En el caso de los profesionales, creo que luego de algunos excesos que hubo y también excesos en la desregulación, tal vez haya  que volver a la virtud, que como decía Aristóteles, está en el medio, ni muy muy, ni tan tan. Ver las profesiones que reclaman realmente la fijación de un honorario mínimo y las que no. Tal vez no sean todas, y si lo son, que el diálogo para la fijación sea juntamente con los representativos de esa profesión.

– Sobre por qué  se había  tomado,  durante su gestión en el año 2000, la  medida de desregular honorarios.  Hubo muchos motivos de la desregulación y del abondono de lo que era una regulación estricta. Que hoy podamos revisar esto, porque la economía está en otra posición, porque el trabajo está de otra manera, porque hay que proteger a los profesionales jóvenes, me parece bien. Pero recordemos también qué pasaba. Todo el mundo hablaba del “Costo Córdoba” y ahí metían costo de energía, costo de impuesto a los Sellos y honorarios profesionales en general, y esto era un reclamo de todo el sector empresarial de Córdoba. Que después esto generó abusos, que hay  jóvenes que a raíz del desamparo están sufriendo esta situación, estoy de acuerdo que hay que protegerlos, repararlos y hay que hacerlo con inteligencia para no perjudicar los honorarios de los exitosos.

– Sobre el reclamo de Fepuc de ser incluida en el Consejo Económico y Social por ser la entidad de mayor representatividad del sector profesional como lo establece el marco reglamentario. Tiene que haber un ámbito de encuentro, de aprovechamiento de experiencias y de intercambio con los profesionales. No sé  si en el marco del Consejo Económico y Social o si en un ámbito específico, porque muchas veces se mete todo en ese ámbito y allí hay una multiplicidad de sectores y es difícil que se llegue a buen puerto. Me gustan más las tareas por materia, por competencia, porque eso permite un análisis y un control más claro de lo que se lleva adelante. (Sobre la inclusión de  Fepuc en el Consejo) yo digo que lo pongamos en marcha y hagamos un esfuerzo para que funcione, pero al mismo tiempo armemos comisiones sectoriales que son más dinámicas y en las que vamos a tener resultados.

– Sobre la necesidad de matriculación para los profesionales del escalafón público (cargos jerárquicos y de planta) en todo puesto que se les exija el título. En la medida en que el cargo esté relacionado con el ejercicio profesional, ustedes tienen que exigir la matriculación.

– Incentivos a estudiantes y profesionales. Queremos que los 1.000 egresados -mejores alumnos-, de todos los establecimientos educativos de nivel medio de toda la provincia que entren a la universidad pública en carreras relacionadas con informática, telecomunicaciones, industria alimentaria, bienes de capital, metalmecánica, maquinaria agrícola y turismo, reciban una beca de 1.500 pesos mensuales mientras dure su carrera.Queremos tener recursos humanos que abastezcan estos cuatro sectores de la provincia que son los que más han crecido y los que más estimamos que van a crecer.

También planteamos una puerta abierta para el trabajo joven universitario para 8.000 egresados (dos mil por año). Para ellos, pensamos en 1.500 pesos por mes durante un año para quienes accedan a su primer empleo.También planteamos una línea de créditos del Banco de Córdoba, de 20.000 pesos a cinco años, con dos años de gracia y una tasa de interés de 8%, para que el profesional acceda al primer equipamiento de su actividad (para armar un taller, consultorio, estudio).

Artículos destacados