viernes 12, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
viernes 12, abril 2024

“Agredido reportelo!”, los médicos buscan protección

ESCUCHAR

El Consejo de Médicos de la provincia lanzó una herramienta on line, de gestión confidencial, para que los galenos se animen a revelar cuando son atacados física o verbalmente, casos cada vez más frecuentes en hospitales y consultorios.

Por Carolina Klepp – [email protected]

Como respuesta al aumento de casos de violencia contra médicos, el consejo profesional cordobés diseñó “Agredido reportelo!”, una herramienta virtual por la cual los profesionales de la salud podrán informar desde ahora las agresiones que reciben.

Se trata de un botón dispuesto en la página web institucional (www.cmpc.org.ar) que lleva a que el matriculado complete rápidamente un cuestionario predeterminado sobre el tipo de agresión, lugar donde la recibió y causas aparentes de ésta, entre otros. El objetivo es relevar la situación en la provincia de Córdoba para brindar un mayor apoyo a los médicos y desarrollar acciones preventivas, así como acercar a los galenos recomendaciones operativas, como la realización posterior de la denuncia.

“El botón ‘Agredido reportelo!’ es una respuesta institucional en defensa de la integridad física y de la salud mental de los profesionales matriculados. En el estudio de dicho proyecto fue necesario realizar relevamientos sobre distintas publicaciones donde aparecen como causas frecuentes la insatisfacción manifiesta ante el sistema de salud, generalmente en lugares donde la salud está provista por el Estado, como hospitales o puestos sanitarios periféricos aunque también se dan hechos en clínicas privadas”, describió a Comercio y Justicia Carlos Amidei, miembro de Centro de Estudios en Recursos en Salud (Cersa) del Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba.

Algunas de los momentos en los que más se manifiestan hechos de violencia contra médicos son situaciones de angustia por parte de personas ante lo que apuntan como una falta de información sobre un familiar grave. Esto suele ser frecuente en las terapias intensivas, las salas de urgencias de hospitales o en las ambulancias.

Otro de las circunstancias descriptas por Amidei es cuando el agresor ve frustradas sus esperanzas de alcanzar un beneficio directo o indirecto (recetas, mayor asignación de días de licencia por reposo) y en las que entiende que una negativa por parte del médico es un atentado a sus “derechos consolidados”. Demoras en la atención urgente tanto en hospital como en atención primaria son otros de los cuadros repetidos.

“Lo que se pretende es elaborar un mapa epidemiológico propio a efectos de confeccionar la estrategia específica de respuesta a esta problemática”, afirmó el médico.

El formulario de notificación de la agresión tiene campos obligatorios y otros opcionales. El de la identificación personal es opcional, sólo que se solicita un e-mail de contacto obligatorio para hacerle una devolución al agredido. Todos los datos se manejarán de manera confidencial.

Entre los tipos de ataques que se enumeran en “Agredido reportelo!” figuran insultos, amenazas, agresión física y difamaciones. También se indaga sobre el lugar del hecho, para conocer si ocurrió en un consultorio, un hospital público, en una clínica o sanatorio privado, en el domicilio del profesional o en un servicio de atención prehospitalaria.

Otro de los datos que pretende relevarse con esta iniciativa son los antecedentes del agresor, es decir, si tiene antecedentes psiquiátricos, de toxicomanías o de enfermedad orgánica, por ejemplo.

Causas
El sondeo también pregunta, concretamente, si entre las causas del maltrato al médico aparecen las siguientes: “No recetar medicamento propuesto por el propio paciente”; “No indicar estudio reclamado por el propio paciente”; “Tiempo en ser atendido”; “Discrepancias en la atención médica”; “Discrepancias personales”; “Malestar por el funcionamiento interno de la institución”; “En relación con la certificación de incapacidad laboral”, entre otros.

Generalmente sucede -según indicó Amidei- que los galenos no presentan denuncias (ni ante sus jefes ni ante la policía ni en juzgados) de los maltratos que reciben. Ése es un dato que también se quiere conocer.

Finalmente, intentarán conocer si en el momento de la agresión el profesional recibió apoyo o asesoramiento de parte de la institución donde ejerce o si recibió apoyo por parte de compañeros, así como si la agresión tuvo consecuencias, tales como lesiones o daños materiales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

Sin contenido disponible

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?