“Somos pioneros en los géneros en los que nos metemos”

José María Garombo, socio gerente de Estación Güemes y María María

Al fondo suenan las guitarras de la chacarera. Adelante, rock y algo de funk. Bordeando La Cañada, a pocos metros del Paseo de las Artes, se encuentra uno de los dos ingresos a Estación Güemes, un lugar distinto que ofrece variadas propuestas ligadas a la bohemia vida del barrio más transitado durante el fin de semana. José María Garombo, uno de los socios del proyecto, nos abre las puertas de la nueva casa y entre mate y mate nos cuenta de qué manera es posible hacer de una idea un buen negocio basado en consumos culturales.

– ¿Cómo surge Estación Güemes? ¿En qué público estaban pensando?
– Bueno, nosotros somos dueños también de María María . El concepto de bandas en vivo, de toda esta cuestión cultural, nosotros lo conocemos. Hace años que venimos trabajando sobre lo mismo. Yo estuve  viajando a Buenos Aires y veía cosas que en Córdoba no había. Se tienen que dar varias condiciones, que se dieron. Apenas se dio la posibilidad empezamos a trabajar sobre el proyecto. Estación Güemes porque estamos en el corazón del barrio. De ahí se deriva el nombre y por eso lo de “Estación”, porque es una parada exigida y una serie de cosas sobre las que fuimos trabajando.

El concepto de un paseo gastronómico-cultural, en realidad, no tiene otro referente en Córdoba.

Nosotros conocemos muy bien este sector. Sabemos lo que hay y lo que no hay. Somos pioneros en los géneros en que nos metemos. Estamos sobrepoblados de propuestas para que la gente elija lo que tiene ganas de elegir. La idea es tratar de identificarse con un género, con un rubro, con una idea puntual y apostar a eso.

– ¿Y cómo es eso de la doble entrada?
– Todo el recorrido se llama Estación Güemes. Del lado de Cañada, tenés un “Alfonsina” que no es el  tradicional, como en Duarte Quirós, barrio Gral. Paz o el Paseo. Nosotros quisimos inventar un “Alfonsina”tomando la licencia de marca, porque el nombre tiene mucho que ver con la zona. Éste tiene mucho que ver con un resto-pub urbano, con música en vivo y baile. Para después poder abrir las puertas de ambos frentes y seguir bailando hasta las 5 de la mañana. Del otro lado, Okupas, donde tenés espacio para comer algo frente a un escenario donde pasan cosas, con ocho stands de artesanías también. Y este recorrido Belgrano-La Cañada está bueno en sí mismo.

– ¿Cómo se mueve la demanda de bares culturales en Córdoba?
– Bueno, el tema es simple. Por ejemplo, María María lo pusimos en una esquina donde uno no tiene que ser creativo, se trata de una esquina espectacular, con un nombre que ayuda, con un concepto de negocio que va, porque durante la semana laburamos para que funcione. Laburamos sobre servicio, programación. Acá en Güemes, la zona ha venido cambiando mucho en los últimos años. Creo que no tiene techo. En dos o tres años más nos vamos a encontrar con un San Telmo.

Todo lo que nosotros hicimos tiene que ver con la zona. Por eso la gente no elige.

– Apuestan a esto de identificarse con la gente del lugar…
– Así es, nos identificamos con la gente de la zona y con el concepto de negocio. Digo, esto no es Chateau Carreras. Esto es un lugar donde hay determinadas acciones culturales con las cuales la gente se identifica: un mate, un café, un locro, una humita, cosas que tengan que ver con lo tradicional pero que tengan mucha onda. Dentro de la programación estamos trabajando en el mismo sentido.

No hay lugares en Córdoba donde puedas sentarte, comer algo; donde tengas artesanías, un show en vivo, alguna expresión cultural que se desarrolle; una presentación de libro. Abrimos también el juego para todos los que tengan intención de hacerlo, que cuenten con el espacio para generar, para ir para adelante.

– ¿Qué hace falta para poner un bar cultural que funcione en Córdoba?
– Los bares se pueden armar con dos mangos o con mucha plata, dependiendo de lo que vos quieras hacer. Todos estos negocios lo que necesitan es un motorcito de entrada que los mueva, que es la gente. Tener un buen personal, buenos encargados, buenos dueños, que sean comprometidos con la acción, con lo que se pueda desarrollar, más allá del dinero.

– ¿Cuáles son los principales desafíos que ves para este año en Estación Güemes?
– Creo que el mayor desafío pasa por mantenerse y cuidar todo lo que se viene haciendo. Sin duda que tenemos posibilidad de traer algunos shows que lo van a jerarquizar. Dentro del ciclo de peñas seguramente vamos a cerrar algo con Los Tekis, con los Copla, que tienen que ver con un perfil más bien universitario.  Nada está cerrado todavía, son ideas que hay que bajar. La idea es que en un lugar de este tipo pueda tocar un Baglietto, cosas que harían que el lugar sea diferente. Pero siempre teniendo en cuenta si el mercado de Córdoba está a la altura.

Estación Güemes:

Abierto de miércoles a domingos. Marcelo T. de Alvear 647 y Blegrano 640.

 

Artículos destacados