«Países en desarrollo impulsarán el crecimiento económico mundial»

El Fondo Monetario mejoró la perspectiva de desarrollo de Argentina a 3,5% para este año

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que la economía mundial crecerá este año a un ritmo de 4,2 por ciento, manteniendo ese impulso optimista en 2011, con una expansión de 4,3 por ciento.

Este favorable comportamiento descansará en gran medida en el sólido desempeño que mantendrán los países en desarrollo, particularmente los de Asia, compensando así la incipiente recuperación que se viene registrando en las economías avanzadas.
La proyección para este año representa una revisión al alza de un punto porcentual respecto al desempeño previsto por el organismo multilateral en octubre pasado, en su último reporte sobre el Panorama Económico Mundial.

«La recuperación global ha evolucionado mejor que lo esperado, aunque en muchas economías la fortaleza de este repunte ha sido moderada dada la severidad de la recesión», precisó el FMI en la presentación de sus proyecciones, anticipándose así a su reunión de primavera que iniciará este fin de semana en la capital estadunidense.
En este sentido, el organismo indicó que este “favorable panorama” enfrenta aún riesgos. Y en ese sentido destacó que, aunque mucho del crecimiento económico mundial será resultado de una fuerte demanda en los países en desarrollo, la actividad en muchas naciones “avanzadas” continuará dependiendo de las políticas de estímulo de sus gobiernos.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Ante esa situación, el FMI estimó que uno de los retos inmediatos que enfrentarán esos países es asegurar «una suave transición de la demanda del gobierno por la del sector privado, y de economías con déficit externos excesivos a economías con superávit».

Dada la débil recuperación en las economías avanzadas, «el reto para las economías emergentes es absorber los flujos de capital y consolidar la demanda interna, sin dar lugar a un nueva burbuja cíclica», señaló el informe.

El papel central de estos países en el crecimiento previsto para este año es evidente en la expansión de 6,3 por ciento, que para 2011 se anticipa será de 6,5 por ciento.
La actividad más fuerte se prevé en Asia, con un crecimiento de 8,7 por ciento, similar al que se estima para el próximo año.

En esa región son notables los casos de China, que se espera crezca a un ritmo de 10 por ciento este año y de 9,9 por ciento en 2011, y de India, con desempeños de 8,8 y 8,4 por ciento, de manera respectiva.

Aun África experimentará un crecimiento mayor que el de las naciones más ricas, incluso por arriba del previsto para Latinoamérica, donde se proyecta un crecimiento de 4,0 por ciento este año, que se espera se repita en 2011.

Respecto a las economías avanzadas, el crecimiento para este año se ubicará en el nivel de 2,3 por ciento, escalando de manera mínima a 2,4 para 2011.

En este grupo, resulta notable el crecimiento de 3,1 por ciento previsto este año para Estados Unidos, que sin embargo perderá fuerza en 2011, cuando se espera que llegue al nivel de 2,6.

Pese a haber sido el epicentro de la crisis y experimentar en la actualidad una elevada tasa de desempleo, el desempeño estadunidense superará por mucho al que se anticipa para las naciones ricas de Europa e incluso Japón.

El reporte del FMI destacó que aun cuando la situación en muchas de estas naciones ha empezado a mejorar, «las condiciones financieras se mantienen más difíciles que antes de la crisis».

A ello se suma el bajo ritmo en sus exportaciones, que en casos como los de Estados Unidos y Japón han sido consecuencia paradójica de una apreciación de sus monedas, según precisó el informe del FMI.

Para Argentina
Las proyecciones del Fondo no se olvidaron del país más austral y corrigieron al alza las estimaciones del informe pasado, dadas a conocer en octubre.

De esta manera, se mejoró la perspectiva de crecimiento de Argentina a 3,5 por ciento para este año, más del doble de lo que se había previsto inicialmente (1,5 por ciento), pero se indicó además que la inflación anual se ubicaría en torno a 10 por ciento, también muy por encima de las proyecciones anteriores (5 por ciento). En tanto, para 2011, las nuevas proyecciones del Fondo señalan que Argentina tendría un índice de inflación del 9,1 por ciento.

En este sentido, el organismo multilateral realizó un llamado de atención sobre los relevamientos llevados a cabo por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), al indicar que durante el año pasado, los analistas privados estimaron que la inflación ha sido «considerablemente más elevada» que las cifras oficiales y que el PIB real «ha sido significativamente más bajo» que las estadísticas difundidas por el Indec en el último trimestre de 2008.

Los datos de la Argentina se encuadran, según el FMI, en un contexto favorable para la región, que tiene a Uruguay y Brasil encabezando las proyecciones, cuyas economías crecerán  este año 5,7 y 5,5 por ciento, respectivamente, según el reporte de su Panorama Económico Mundial.

Artículos destacados