“Las corporaciones quieren mantener su status quo”

Carlos Dionisio Aguirre, abogado, especialista en derecho informático

“No nos sorprende la aparición de un proyecto como éste porque desde hace algunos años en el mundo hay una avanzada de las corporaciones multinacionales de propiedad intelectual para sacar leyes de ese tipo”. La definición corresponde al especialista en derecho informático Carlos Dionisio Aguirre, en referencia al controvertido proyecto de ley denominado “canon digital”, que volvió a comisión luego de encontrar un fuerte rechazo, especialmente de los cibernautas.

La iniciativa proponía aumentar los precios de varios dispositivos tecnológicos para compensar a los artistas por las pérdidas causadas por la piratería. En el caso de los CD, DVD y Blu-ray, la suba alcanzaba 75 por ciento, 5 por ciento para las tarjetas de memoria, y uno por ciento para los celulares.

“Antes que nada, quiero aclarar que soy un activista de la red”, remarcó Aguirre al comenzar el diálogo con Comercio y Justicia, y continuó:

“Esto no tiene que ver con la sociedad civil, quieren mantener un modelo de negocios que es impensado en la realidad que vivimos, el uso de la tecnología modificó los paradigmas de todas las ciencias y el hombre ha cambiado. Este proyecto no es otra cosa que la reactivación de una iniciativa que tuvo lugar en España y que también fue duramente criticada”.

– ¿Considera que Miguel Ángel Pichetto no midió la reacción que podría tener su iniciativa?
-Nuestros legisladores no tienen la más pálida idea de los cambios que estamos viviendo y entonces plantean barbaridades como ésta. El proyecto de Pichetto, en realidad, no es otra cosa que una copia del que tuvo lugar en España y es el mismo que planteó Morgado cuando estuvo en Diputados. Creo que después Pichetto se dio cuenta de lo que había planteado y se tuvo que bajar.

-¿Qué aspectos, a  su criterio, son los más controvertidos del proyecto?
– Hoy la sociedad de la información ha creado nuevos modelos de negocios que años atrás eran impensados. El viejo modelo planteaba que a los artistas se les pagaba dos pesos por su obra y el resto era para las discográficas. Estas corporaciones quieren mantener su status quo y, por supuesto, van a presionar hasta encontrar un resquicio en el cual ampararse. Por otra parte, es una locura intentar cobrar un impuesto por adelantado, por las dudas que alguien utilice ese dispositivo digital para bajar música a lo que fuere. Entonces, el razonamiento ¿cuál sería: bajo música, total ya me cobraron el impuesto?

-Pero qué ¿pasa con el derecho de autor y con la propiedad intelectual?. ¿Cómo se lo protege?
– En Argentina tenemos una ley de propiedad intelectual, la 11723, que data del siglo pasado, cuando uno no podía imaginar los cambios profundos que la tecnología iba a producir y generar en los hombres. Ya es hora que se modifique esa ley de propiedad intelectual, pensando en otros paradigmas, como por ejemplo, que el conocimiento nos pertenece a todos, no puede segmentarse.

– ¿Cree que el proyecto volverá a reeditarse y tratarse en el Senado después de la ola de críticas que recibió?
– Sinceramente creo que no.

Artículos destacados