La oportunidad de refundar la ciudad

Ganó Ramón J. Mestre en Córdoba. Los habitantes de la capital provincial vienen bregando por un futuro acorde con la grandeza de su historia.

Ilustración: Luis Yong

Hace 438 años, don Jerónimo Luis de Cabrera, militar y adelantado español, fundaba Córdoba de la Nueva Andalucía. Con los años, por su actividad comercial y cultural la ciudad se convirtió en un hito del Virreinato del Río de la Plata y -tras la Independencia- en un punto clave de Latinoamérica, en particular como faro político y universitario de la región.

La historia vuelve a poner a Córdoba como protagonista y a Ramón J. Mestre como el líder con la oportunidad para refundarla después de varios años de postergaciones.
¿Sabrá gestionar fondos de los gobiernos de la Provincia y de la Nación, en la práctica los financistas de la obra pública en Córdoba en los últimos 12 años, sin declararse “soldado” de nadie? ¿Podrá mantener una relación civilizada con el gremio sin que éste paralice la ciudad? ¿Tendrá la capacidad de gestión para evitar que la masa salarial no se lleve más de la mitad de los ingresos?

Pero, además, el próximo intendente de Córdoba deberá negociar para que  tres juicios millonarios (Tecsa, Coniferal, Ciudad de Córdoba) no afecten las arcas del Palacio 6 de Julio. Deberá resolver el problema de la disposición y tratamiento de las 1.500 toneladas que diariamente tiran los cordobeses.

También tendrá que negociar concesiones que llegan a su fin –como la de Coniferal-, deberá realizar obras en materia de cloacas y desagües y será el encargado de poner en marcha el megaproyecto del subterráneo, que fue confirmado días atrás por el canciller Héctor Timerman, por citar alguno de los “grandes temas” del próximo jefe comunal.

A esto deberá sumarle ser el máximo responsable de las tareas básicas que se descuentan de toda gestión: mantenimiento de calles y alumbrado público, recolección de la basura, el sostenimiento de dispensarios y de las escuelas municipales (en muchos barrios, el contacto más directo de los vecinos con el Estado).

Volver a sentir orgullo de ser cordobés
Sin dudas, el trabajo de Mestre será arduo y en varias cuestiones los procesos serán inevitablemente lentos, pero la necesidad de los 1,3 millones de cordobeses, en especial los más de 350 mil que viven en condiciones de extrema pobreza y marginalidad, requiere que el nuevo jefe de la administración municipal se ponga a trabajar desde el primer día de su asunción.

Los habitantes de la segunda ciudad del país vienen bregando por un futuro acorde con la grandeza de su historia. Necesitan, más allá de las obras de infraestructura, un jefe comunal que los vuelva a hacer sentir el orgullo de ser cordobeses.

Así como el 6 de Julio de 1573, aquel aventurero militar sevillense dio comienzo a las memorias de este rincón del mundo que rodeaba al río Suquía, Mestre tiene hoy la ocasión de refundar una ciudad a la que hace apenas 25 años muchos veían como la Barcelona de Sudamérica. Todo está por verse.

Números

Ramón Mestre 35,6% /  Es el intendente electo con menor porcentaje desde 1983

Olga Riutort 27,6% / La candidata de Fuerza de la Gente dijo tras los comicios: “Soy el peronismo de Córdoba»

Héctor Campana 21,3% / Aseguró que no le faltó apoyo del gobernador electo, José Manuel de la Sota

Esteban Dómina  7,77% / “Comprobamos que los cordobeses usan el voto según cada elección con el mejor criterio que ellos deciden”

Laura Sesma 2,1% /  La candidata de la Coalición Cívica ARI apenas superó 2% de los votos y no le alcanzó para ingresar al Concejo

Artículos destacados