jueves 25, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
jueves 25, abril 2024

El testigo William Shakespeare

ESCUCHAR

La obra del dramaturgo inglés William Shakespeare ha tenido no pocas miradas legales. Recordamos una de ellas: en la Feria del Libro de Buenos Aires de 2014, se realizó el 29 de abril, en la sala José Hernández, el encuentro “Shakespeare desde una mirada legal”, sobre la obra El Mercader de Venecia, organizado por el Consejo de la Magistratura de esa ciudad.

Esa vez, el filósofo Eduardo Rinesi, estudioso del tópico, expresó: “En El Mercader de Venecia hay muchísimos elementos para pensar la política y la república y, además, para pensar la justicia y la ley. Es una pieza como tantas de Shakespeare fuertemente anticipatoria; la gran literatura muchas veces nos enseña a analizar situaciones que en la historia efectiva de los pueblos solo se verifican mucho tiempo después”.

Otro de los exponentes, el defensor General de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Corti, puntualizó que la obra del Bardo suscitó numerosas lecturas por parte del derecho, mediante Rudolf Von Ihering y Tulio Ascarelli, y en Argentina con Arnoldo Siperman, entendiendo que “hay muchas reflexiones” sobre los argumentos en el supuesto juicio que tuvo a Shakespeare como testigo, como el valor de la ley, de la estrictez de la ley, de la clemencia y de la misericordia.

Cuánto de eso es fruto de la propia experiencia de William es algo difícil de establecer. Sobre todo porque, aun siendo famosas sus obras, no es tanto lo que se tiene documentado respecto de su autor. Como en otros famosos literatos -Miguel de Cervantes Saavedra, por ejemplo-, existen “agujeros negros” en su biografía de entidad. En uno y otro caso, sus famas públicas y el reconocimiento del impacto de sus obras en las letras fue posterior a sus fallecimientos.

Debemos al historiador Charles Nicholl y su obra The Lodger Shakespeare: His Life on Silver Street (Viking, EEUU, 2008), conocer una poco difundida experiencia judicial del escritor inglés en un proceso civil de la época (1612) en que se perseguía de parte del actor el pago de la dote prometida por su suegro en virtud de haber desposado a su hija. 

Así consta en los documentos del pleito sobre la declaración testimonial del 11 de mayo de 1612: “William Shakespeare, de Stratford upon Avon en el condado de Warwick, gentilhombre, de XLVIII años de edad aproximadamente, bajo juramento e interrogado en el día y año arriba indicados, declara y dice:  (…) que conoce a la parte actora y a la demandada y los conoce, según recuerda, desde hace diez años aproximadamente”. 

Sobre el actor, el testigo afirmó que era un “sirviente muy bueno e industrioso” durante su servicio, y que no tenía más para agregar al respecto. Al hablar sobre el demandado, se describió el dramaturgo: “Durante todo el tiempo del servicio del actor, le tenía y demostraba gran benevolencia y afecto, y que en diversas ocasiones oyó al demandado y a su esposa decir y manifestar que el actor era un sujeto muy honesto”.

Con relación a su papel en el asunto, expresó Shakespeare que, tras proponer el demandado al actor que se casara con su hija, la esposa del demandado le solicitó y rogó al testigo que instase y persuadiera al actor a llevar a cabo dicha boda, y que así lo hizo. Y que no tenía más para agregar sobre ese interrogatorio.

Tan de interés como lo anterior son sus dichos sobre la existencia de la dote y si ésta ascendía a las 60 libras que se demandaban: “Al cuarto interrogatorio este testigo dice que el demandado prometió dar al actor una dote cuando éste se casara con su hija Marie, pero qué dote exactamente no lo recuerda, como tampoco cuándo debía pagarse; ni tiene conocimiento, tampoco, de que el demandado haya prometido al actor doscientas libras con [la mano de] su hija Marie para el momento de su muerte. Pero dice que el actor vivía con el demandado en casa de éste. Y que mantuvieron entre ellos muchas conversaciones sobre el casamiento, que luego se consumó y solemnizó. Y no tiene más para agregar”.

Laura Chalar, en su trabajo “El testigo Shakespeare: un proceso judicial en el siglo XVII”, publicado en la Revista de Derecho de la Universidad de Montevideo, expresó que la declaración testimonial del Bardo no fue particularmente interesante y “ni siquiera, podría sostenerse, la más interesante del expediente”, adjudicando tal calidad a que las declaraciones eran recogidas por un funcionario del tribunal, y que es difícil desglosar en ellas las formas de expresión peculiares de cada testigo. Según la autora, las declaraciones están recubiertas de una capa de formalismo que las “despersonaliza”, imponiéndoles un registro “uniforme”. Solo rescata de ellas lo siguiente: “El esnobismo y afán de ascenso social frecuentemente atribuidos a Shakespeare, un plebeyo de pueblo cuyo padre fabricaba guantes, al definirse a sí mismo como ‘gentilhombre”.

De nuestra parte, nos queda la duda si no estamos frente a lo que en alguna jerga foral se denomina “hábil declarante”. 

Señalado por otros testigos (la empleada doméstica Joan Johnson y otro “gentilhombre”, Daniel Nicholas) como quien tuvo un papel de trascendencia en la negociación de la dote, podemos presumir que Shakespeare, quien conocía a ambos, no quiso quedar mal con nadie pero en particular con el demandado, quien lo hospedaba en su casa, y buscó sustraerse del asunto tanto como le fue posible. Pero claro, sin más elementos que la transcripción de su declaración, esto es solo una suposición. 

Para la historia, esta declaración en dicho juicio no tiene importancia por lo dicho sino, en primer término, como prueba de la existencia misma del escritor, discutida por algunos; y en segundo lugar por situarlo dentro del “más amplio contexto de la ciudad de Londres, donde se había radicado para desarrollar sus actividades vinculadas al teatro”, como nos dice Laura Chalar. Datos no menores para un personaje con más de un vacío en su historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?