domingo 14, julio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
domingo 14, julio 2024

A 40 años de democracia, narrativas de la militancia universitaria de la década de los ´80

ESCUCHAR

Por Claudia Fonsanesi* y Norma Parrello**          

A 40 años de democracia nos propusimos narrar la experiencia del movimiento estudiantil y de la comunidad universitaria de los ’80, protagonistas de la recuperación y defensa de la democracia en la universidad y el país. El propósito es hacer memoria, aportar sobre la experiencia transitada, reflexionar y poner en consideración, principalmente del estudiantado, la lucha llevada adelante, que se tradujo en lo que hoy es la universidad pública, gratuita y de calidad.

A poco de comenzar nuestras narrativas, advertimos que la ausencia en los relatos históricos o minimización de esa década, había llevado a perder el hilo de la historia de las luchas que transformaron la universidad.  Nos propusimos volver a hilar impulsando el intercambio generacional y transversalizando las trayectorias, interrogándonos e interrogando si ese vacío en el relato ¿fue o es deliberado?, ¿fue superado por la fuerza constitutiva de la democracia universitaria en los ´90?  o ¿se intentó recuperar la de los 70´con el ímpetu de cambiar todo?

Pensamos que resulta imprescindible recuperar la década de los 80´. ¿Por qué narrar? Para relatar y describir los acontecimientos que hicieron posible conservar y consolidar la democracia ante los desafíos conservadores y privatizadores que se esgrimen desde algunas expresiones políticas. Para explicar que fue posible democratizar a través de la lucha, la organización, la politización y la confrontación con argumentos y el conocimiento. Narrar que fue posible, a través de la organización de un movimiento estudiantil unido y en conjunto con los otros claustros, reconstruir una universidad democrática, que había sido destruida por la dictadura cívico-militar.  

Tenemos la responsabilidad histórica de transmitir y reconstruir en la memoria colectiva el rol de un movimiento estudiantil y de una comunidad universitaria que priorizó en su agenda generacional, lo que hoy se transita como derechos adquiridos: la institucionalidad, el cogobierno, el comedor universitario, los centros de estudiantes, la Federación Universitaria de Córdoba, los concursos de cátedras, la reincorporación de docentes cesanteados, el ingreso irrestricto y sin arancelamiento, la libertad de expresión, la organización y la movilización, la modificación de los planes de estudio de la dictadura, la legitimidad de la fiesta, las asambleas y las reuniones.

El movimiento estudiantil organizado, con una marcada perspectiva latinoamericana, avanzó en  el esclarecimiento de las violaciones a los derechos humanos y fue protagonista, junto al movimiento obrero, para detener el levantamiento militar de Semana Santa en 1986.

Uno de los momentos que trascendió los límites de la Universidad de Córdoba y de la provincia, lo constituyó la lucha por la reforma del Estatuto Universitario (el vigente databa de 1966) y con ella el sostenimiento de la autonomía universitaria. Pero con la propuesta de cogobierno igualitario de los cuatro claustros, docentes, estudiantes, egresados/as y no docentes, se convirtió a la Federación Universitaria de Córdoba en la primera federación estudiantil que sostuvo la representación de los trabajadores no docentes en el gobierno universitario. Este proyecto lo mantuvo toda la comunidad universitaria en multitudinarias asambleas, sentadas y toma del Rectorado que finalmente llevaron a su aprobación.

Esa universidad debía adecuarse en contenido y en formas al nuevo paradigma democrático. El movimiento estudiantil aportó ideas, imprimiendo de sentido social a la investigación y la enseñanza, exigiendo libertad ideológica en los claustros, capacidad crítica y la popularización de la cultura. Con la extensión universitaria se introdujeron fecundas perspectivas de unidad entre la teoría y la vida.

Otro momento resulta necesario rescatar y visibilizar en la coyuntura actual: a pocos meses de haber concluido el juicio a las juntas militares, en abril de 1986, la amenaza de un nuevo golpe de Estado se instalaba en el país. Levantamiento militar que tuvo su origen en Córdoba. La toma del Rectorado por parte de los/as estudiantes y la sesión permanente del Consejo Superior logró la convocatoria a una movilización que reunió a unos 50 mil cordobeses y cordobesas que, junto a la multisectorial, marchó por las calles con el entonces Rector Luis Rébora y la Federación Universitaria de Córdoba.

Hoy, voces genocidas de militares enjuiciados y condenados, vuelven al escenario público. En este contexto y a 40 años de la recuperación democrática, nos preguntamos cuál es el protagonismo del movimiento estudiantil y cuáles son sus reivindicaciones para sostener y preservar la universidad pública. Urge repensar un movimiento estudiantil y una comunidad universitaria que reconozca la fuerza de la juventud para defender la universidad pública y erigirse como un actor capaz de protagonizar la reconstrucción de un país más justo, solidario y soberano. Confiamos en que la referencia a las luchas de los ´80 servirán para que la comunidad universitaria renueve su capacidad transformadora.

* Trabajadora social por la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

**Abogada de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

Comentarios 1

  1. la razón del presente; o sea.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?