domingo 24, septiembre 2023
El tiempo - Tutiempo.net
domingo 24, septiembre 2023

Ventas minoristas en comercios pymes cayeron por quinto mes consecutivo

ESCUCHAR
ESCUCHAR

CAME reportó que la merma de mayo pasado fue la más alta en lo que va de 2023. Todos los negocios relevados por la entidad manifestaron que recibieron productos con importantes subas de precios. El 56% tuvo problemas para reponer stock

Según el último relevamiento que hizo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) entre más de 1.200 comercios minoristas pymes de todo el país, las ventas disminuyeron 2,8% en mayo en comparación con el mismo mes de 2022 y acumulan una caída de 1,7% en los primeros cinco meses del año.

La merma de mayo fue la más alta para el sector en lo que va del año: en la comparación mensual, los negocios de distintos rubros vendieron 1,2% menos que en abril.

El informe de CAME precisó que la pérdida de poder adquisitivo de las familias por la inflación impacta cada vez más en el sector comercial.

Además, detalló que la totalidad de los negocios consultados manifestó que recibió productos con importantes subas de precios y que 56% indicó que tuvo problemas para reponer stock porque los proveedores demoraron entregas o las cancelaron.

Farmacias
De los siete rubros analizados en el sondeo, seis cayeron en la comparación anual y sólo creció el sector de farmacias, con un incremento de 6,4% en las ventas. Sin embargo, el documento precisó que reciben a “cuentagotas” productos que contienen glucosa, lactosa y bicarbonato de sodio, entre otros.

Los comerciantes del rubro precisaron que se refleja directamente en las ventas el hecho de que las tarjetas subieron las tasas y el precio de la mercadería aumenta varias veces por mes.

Alimentos
En el rubro de alimentos y bebidas, las ventas disminuyeron 4,2% anual en mayo, a precios reales, y suma una baja de 1,9% en los primeros cinco meses del año frente al mismo periodo de 2022).

En tanto, 48,9% de los empresarios consultados manifestó problemas de reposición de mercadería y 40% dijo que las dificultades se agravaron el mes pasado.

Además, dijeron que la gente compra sólo lo necesario y que elige productos más baratos. Asimismo denunciaron que escasearon alimentos básicos, como harina y azúcar, que los mayoristas entregan “cuotificados”.

En el caso de los locales de bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles, las ventas bajaron dos por ciento anual, y 0,2% mensual. Para los primeros cinco meses del año llevan un retroceso de dos por ciento frente al mismo periodo de 2022.

Asimismo, 54,7% de los empresarios encuestados apuntó a problemas de reposición de mercadería y reiteró que escasean productos importados y nacionales.

Para el rubro de indumentaria y textil, las ventas se desplomaron 8,2% anual en mayo y 0,8% en la comparación mensual. Los primeros cinco meses del año acumularon una caída de nueve por ciento anualizada.

CAME destacó que la ropa sigue siendo la rama más complicada en ventas y utilidades y precisó que lidera los aumentos de precios.

“Los textiles quedaron caros en función del ingreso, las tasas de financiamiento son muy altas, y para agregar problemas, es donde más competencia informal existe”, subrayó la entidad.

Insumos
La semana pasada, la Unión Industrial Argentina (UIA) divulgó los resultados de una encuesta a firmas fabriles que hizo para detectar cuáles son sus expectativas para los próximos meses y seguir del efecto de las últimas medidas y novedades macro; entre ellas, la crisis cambiaria de la segunda mitad de abril.

El documento precisó que a raíz de la suba abrupta de los dólares financieros nueve de cada 10 empresas tuvieron problemas para conseguir insumos y se vieron afectadas por las tensiones cambiarias registradas en las cotizaciones paralelas.

“Durante los últimos meses las tensiones macroeconómicas comenzaron a tomar un rol más protagónico en la coyuntura económica de las empresas. Las restricciones a las importaciones y las tensiones en el mercado de cambios de fines de abril, tienen impacto en la operatoria diaria de las empresas, con suba de costos y cada vez más presión en la cadena de suministros”, consignó en el informe la entidad industrial que conduce Daniel Funes de Rioja.

Precisó también que 86% de las encuestadas manifestó que tuvo que afrontar subas en los precios de lista de sus proveedores; que 74% también aseveró que no había coste de algunos insumos y que una porción menor (62%) dijo que directamente experimentó suspensiones en la distribución.

El sondeo detalla que, si bien a lo largo de mayo se redujo la volatilidad cambiaria, en el marco de la suba de la tasa de interés, “persiste un clima de incertidumbre y dificultades en el corto plazo para las empresas asociadas a la disponibilidad de insumos, la suba de costos y el entorno macroeconómico general”.

En tanto, consigna las quejas de las fabriles apuntaron a la resolución 5339 del Fisco que suspendió los certificados de exclusión del régimen de percepción de Ganancias e IVA para importaciones de bienes.

Pequeñas y medianas
Además, expuso que casi la mitad de las empresas manifestaron que impactó en un incremento en los precios de lista de sus distribuidores, lo que afectó tanto a grandes firmas como a pymes.

“En algunos casos, se suspendieron inversiones que requieren de maquinaria importada (26% de las empresas) mientras que en otros se perdieron exportaciones por pérdida de competitividad (17% de las empresas)”, profundizó.

Respecto a los plazos de aprobación de pago de importaciones a través del sistema SIRA, el informe aseguró que 64% de las empresas reportaron un empeoramiento.

IPIP
A fines de mayo, CAME informó que la producción de la industria manufacturera pyme subió 0,4% en abril en comparación con el mismo mes de 2022, a precios constantes, y acumuló un aumento de 1,8% en el primer cuatrimestre del año.

Los datos surgen del Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) que elabora la entidad, con una muestra que alcanzó más de 380 firmas de todo el país.

Entre otras mediciones, puntualizó que la aceleración de la inflación generó más dificultades para conseguir insumos y que 58% de las consultadas citó faltantes y demoras en las entregas.

En ese sentido, precisó que los proveedores cortaron financiamiento, priorizaron a clientes con liquidez inmediata, subieron precios preventivamente o directamente no entregaron mercadería a la espera del “techo” del dólar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?