Se inicia semana clave para producción automotriz local

El crecimiento de los patentamientos del 10% en setiembre en términos interanuales informado por la Asociación de Concesionarios, Acara, podría ser la última suba significativa por la llegada a Argentina de la crisis global. Prácticamente todas las fábricas nacionales están revisando sus planes productivos y algunas de ellas han suspendido personal.
En Córdoba "se empezó a sentir una disminución en la cantidad de horas de trabajo" pero todavía "no ha habido movimientos de suspensión", dijo el secretario gremial del Smata, Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de Córdoba, Daniel Miranda. El dirigente comentó que se conocen los recortes en la producción de terminales como General Motors, Peugeot y Toyota.
"En las empresas que representamos hay cierto grado de preocupación por estas bajas que se están viendo; pero no nos afecta todavía en la producción ni en la suspensión del personal", aseguró. El secretario gremial de Smata agregó que sólo "se está empezando a sentir una disminución en la cantidad de horas de trabajo y una merma de horas extras".

La luz de alarma la encendieron los autopartistas proveedores de las terminales radicadas en el país. En un comunicado expresaron el fin de semana su "gran preocupación" por el impacto de la crisis y advirtieron sobre las "significativas reducciones que las terminales han comenzado a implementar sobre su producción".
"Ya hay cinco terminales que nos anunciaron una baja de entre un 15 y un 20% en el programa de producción de vehículos para el último trimestre", dijo Juan Cantarella, gerente general de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC). Esos recortes, advirtieron, tendrán "un impacto negativo inmediato sobre al menos 1.100 puestos de trabajo".
Con los autos ya fabricados en el país, si durante el último trimestre del año se produjera lo mismo que en igual período de 2007, la cifra final estaría en 617.000 unidades, menos que los 640 mil que se manajeban previamente.

General Motors y PSA Peugeot Citroën anunciaron en forma oficial en los últimos días una merma productiva. Las dos empresas se ubican en los primeros puestos del ranking de producción en el país. GM resolvió suspender la actividad en su fábrica de Alvear por una semana (desde el 27 de este mes) "para hacer un ajuste de inventario y reducir la producción a las nuevas expectativas de crecimiento", explicaron fuentes de la compañía. PSA comenzó el jueves pasado a recortar la actividad una hora en cada uno de sus tres turnos durante el mes de octubre. "Veremos cómo evoluciona el mercado para analizar noviembre", señaló el vocero de la automotriz francesa, Carlos González Fernández.
Otras fuentes del mercado indicaron que también Ford y Mercedes-Benz habrían resuelto recortar sus proyecciones, en ambos casos para enero. En Ford reconocieron que "se está reviendo" la producción local y aclararon que "si se hace, es por la caída en la Argentina, no por Brasil". Al dato de menor producción hay que sumar la presión sindical por aumentos salariales de Smata y el aumento de los impuestos a los Ingresos Brutos en algunos distritos.

Los trabajadores de las concesionarias oficiales, que también pertenecen al Smata, retoman esta semana las asambleas en el marco de la conciliación obligatoria que se dictó para detener los paros. Reclaman un 60

Artículos destacados