Lanzan “La Reconquista”, minicosechadora nacional

El prototipo diseñado por el INTA y el INTI apunta a resolver las necesidades del pequeño productor. El concurso de fabricantes de abrirá hoy. Estará disponible el año que viene.

Pensada para aquellas regiones donde abundan los pequeños productores, la nueva minicosechadora diseñada por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), con el financiamiento del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) ingresará al mercado para cubrir un nicho vacante.

Carlos Casamiquela, presidente del INTA afirmó que “La Reconquista” es una máquina pensada “para apoyar a la pequeña y mediana empresa agropecuaria”. La máquina puede ser accionada por un pequeño tractor y es de especial interés porque es ideal para superficies menores a 50 hectáreas.

Consultado por Comercio y Justicia sobre la disponibilidad de modelos similares en el mercado local, Luis Comín, ingeniero del INTI vinculado con el proyecto aseguró que no existe oferta que compita con el nuevo producto. “No se fabrica algo así en Argentina”, afirmó.

Detalló que la nueva cosechadora es capaz de trabajar “entre cinco y seis hectáreas por día” y es útil para cereales y oleaginosas en general: trigo, avena, sorgo, maíz, soja y porotos, entre otros.

José Luis Spontón, director del Centro Regional Santa Fe del INTA, aseguró que la flamante máquina se resume en “condiciones de versatilidad y costo”.

El prototipo se presentará hoy en la Estación Experimental Agropecuaria Reconquista del INTA. Allí se abrirá el concurso de empresas para fabricar la nueva maquinaria. Según anticipó el Ingeniero Comín, una vez adjudicados los pliegos “La Reconquista” ingresaría al mercado “a principios del año que viene”.

El producto
Funcionalidad a pequeña escala

El proyecto de “La Reconquista” comenzó en 2009 con la intención de desarrollar una máquina sencilla. El producto cumple con todas las exigencias: rendimiento, flexibilidad de uso, traslado y bajo costo. Para la cosecha de maíz, se coloca una plataforma especial –maicera– para tres surcos espaciados a 52 centímetros. En cambio, al momento de cosechar cereales y oleaginosas, se instala una plataforma de corte con molinete, de tipo convencional de 2,10 metros de ancho de labor.

La altura de corte se regula entre cinco y 65 centímetros, con posibilidad de adaptarla a diferentes tipos y condiciones de cultivos. La máquina carece de movilidad propia, por lo que requiere de un tractor, con el que se vincula mediante una barra transversal con enganche de tres puntos.

Se completa con un sistema de limpieza de doble zaranda y soplado de impurezas. Una tolva de almacenamiento de aproximadamente 1.000 kilogramos de capacidad y los sistemas de elevación del material cosechado y de descarga de la tolva.

Artículos destacados