La industria musical cayó a niveles de 2004

Un informe de la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (Capif), consignó que las ventas de CD, DVD y casetes cayeron a niveles de 2004. Por el contrario, el negocio digital casi duplicó su participación y seguirá creciendo este año de la mano de nuevos servicios, según la entidad empresaria.

En 2009, las ventas de CD, DVD, casetes, sencillos y vinilos alcanzaron 13,5 millones de unidades, cifra que refleja una fuerte contracción frente a los 15,9 millones de unidades comercializadas en 2008 y se alinea con los 13,4 millones de 2004.

Con ese volumen, la facturación al público sumó 333,4 millones de pesos frente a los 363,4 millones registrados hace dos años, según el informe.

El mercado sigue concentrado en los CD (89% del total), cuyas ventas cayeron 15%, a 14.257.587 unidades.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

Según el estudio, las ventas digitales casi duplicaron su presencia en el mercado: representaron siete por ciento, frente al 4,3% de 2008, pero todavía es bajo comparado con países de la región. Las copias ilegales son una de las causales de la baja de las ventas. La piratería asciende a 60% en el país, de acuerdo con la entidad, y recae sobre los artistas más reconocidos.

Los datos muestran que el negocio digital creció fuertemente por el uso de la telefonía móvil. El principal canal de distribución fueron los celulares (66 por ciento), por descargas, acceso a contenidos y ventas de equipos con temas y discos precargados.

En detalle, el mercado móvil de la música se compone en 44,2% por ringtones, seguido por álbumes de audio (20,12%) y otros productos como sencillos, melodías ringback y videos.

En el universo digital, los desarrollos de nuevos negocios y lanzamientos de servicios (web radios, web audiovisuales, canales de videoclips, proveedores de música ambiental vía Internet, musicalizadores de eventos) han impactado en una suba de los ingresos que alcanza 86% frente al año pasado, dijo un vocero de Capif. A pesar de ello, la mayor parte de la música en Internet se mueve en forma ilegal; no hay un desarrollo legal del servicio. Está en ensayo el sistema Graduated Response, que detecta cuando alguien está descargando en forma ilegal y envía alertas que llevarán a penaliza formalmente al infractor.

Artículos destacados