Fiat proyecta vender en un año 1.000 unidades de su modelo 500L

La automotriz presentó la Colección 2014 y expuso las renovaciones de sus vehículos más comercializados. Para 2018, la firma deslizó la posibilidad de fabricar nuevos modelos en la planta de Ferreyra, según adelantó Cristiano Rattazzi, titular de la automotriz.

Por Luz Saint-Phat – Enviada especial
msphat@comercioyjusticia.info

En el transcurso de un año, Fiat espera vender mil unidades del nuevo 500L en el país, según informó la automotriz durante el lanzamiento de la renovación de sus vehículos más comercializados y la presentación del nuevo de la familia 500, que se realizó ayer en Buenos Aires.

En una jornada preparada para la prensa especializada, la firma delineó su estrategia para este año en el país: reforzar la presencia de la marca en Argentina, en un contexto de baja en la comercialización de autos cero kilómetro, que ya acumula en el primer cuatrimestre -20% interanual, según informaron directivos de la firma en el marco del evento.

“Para este lanzamiento pensamos en el rol estratégico que tiene el refuerzo de la imagen de marca y eso se refleja en el concepto Colección 2014. Esto transmite la idea de transformación”, explicó Roberto Gigliarelli, director General de Fiat Auto y Chrysler.

“Del nuevo modelo 500L estimamos vender unas mil unidades anuales y del resto de los autos que conforman la colección estimamos sostener el volumen de ventas que tenemos actualmente”, dijo a Comercio y Justicia Carolina Mendez Acosta, responsable de Marketing en Fiat Argentina.

En el marco de evento, desarrollado en el Salón Dôme del Sofitel Cardales, desfilaron el Fiat 500L, un modelo novedoso para el mercado argentino que amplía la familia 500, y la nueva Fiat Strada, pick up liviana que posee nuevo diseño y que incorpora soluciones innovadoras, como la tercera puerta para las versiones doble cabina.

También se exhibieron el nuevo Fiat Fiorino -no sólo renovado desde el punto de vista de su estilo sino que además creció en tamaño a partir del desarrollo de una plataforma modular exclusiva para su fabricación- el Fiat Uno Cargo y el nuevo Fiat Línea.

Los modelos serán comercializados en todo el país a partir del 5 de junio, excepto el Cargo y el Línea que estarán disponibles a principios de julio.

A pesar de las renovaciones y también como estrategia comercial ante un mercado en baja, la firma mantuvo en general los precios de sus vehículos, los cuales se mantienen competitivos en cada segmento. El Línea costará desde $173.600; la Fiorino, desde $109.000; la Strada, desde $117.000 y el 500L, desde $222.500.

Apuesta
Aunque actualmente la comercialización de autos cero kilómetro se encuentra en caída respecto de 2013, la automotriz apuesta a escala global a un plan de lanzamiento de nuevos modelos hasta 2018.

“En nuestro plan estratégico 2014-2018, vamos a desarrollar ocho nuevos modelos. El crecimiento principal estimamos será para el mercado latinoamericano y para Asia. Mientras, en Europa esperamos consolidar la línea de los 500”, dijo en el evento Rattazzi.

Estas estimaciones son posibles en el marco de la posesión por parte de Fiat del total de las acciones de Chrysler y en un futuro de compañías fusionadas.

“Creo que hay 9,9% de posibilidades que esos modelos lleguen a Córdoba”, dijo el presidente del Fiat al responder a la prensa sobre si alguno de estos nuevos vehículos será fabricado en la planta de Ferreyra.

Actualmente, la planta se encuentra produciendo 95.000 unidades al año.

Coyuntura
El problema real es la inflación

En conversación con los medios, el presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi enfatizó que “el problema real es la inflación”, al referirse a los factores que determinan la caída en las ventas de cero km a escala nacional y deterioran el poder adquisitivo de los consumidores.

Además, en el retroceso confluyen otros factores, como la política impositiva y la restricción a las importaciones, aseguró el directivo de la automotriz. No obstante, Rattazzi manifestó su conformidad con el diálogo establecido con los ministros nacionales de las carteras de Industria y Economía a los fines de encontrar soluciones en conjunto. Aun así, el presidente de la firma señaló que tras las conversaciones que el sector tuvo esta semana todavía no se llegó a un acuerdo, como fue en el caso del sector de motovehículos. El directivo también destacó la importancia del plan que implementó el Gobierno de Córdoba y Bancor para la reactivación de la demanda de cero km aunque evitó proyecciones de venta. Sobre la producción en la planta de Ferreyra, el directivo señaló que “algunas suspensiones va a haber” por la baja en la producción y señaló que dependerá de cómo se comporte la relación con el mercado brasileño.

Artículos destacados