Familia Falasco Premium Wines presentó en Córdoba su línea Hermandad

La bodega Familia Falasco Premium Wines presentó en esta ciudad “Hermandad”, su primera línea de vinos de alta gama desarrollada por la cuarta generación de la empresa. Nacida en los viñedos de Valle de Uco, la línea está integrada por tres variedades íconos: Malbec Single Vineyard, Blend de Tintas y Chardonnay Barrel Fermented Single Vineyard.
Esta nueva línea se presentó en todo el país por intermedio de diferentes eventos dirigidos. En Córdoba, tuvieron como escenario los restaurantes Goulú, República y Ambrogio, en la ciudad de Villa Carlos Paz.
Para este año, la bodega -fundada en 1939- prevé una producción de su malbec y su blend de 5.500 cajas de 6 unidades. En el caso del chardonnay, será de 850 cajas de 6 unidades.
De esta producción, 40% se destinará al mercado interno y el resto a la exportación.
La provincia de Córdoba representa 22% de las ventas generales de Familia Falasco y la expectativa es colocar 25% de la producción de Hermandad en esta plaza. “Somos una empresa familiar dedicada a la elaboración de vinos de alta calidad. Contamos con un proyecto sólido y proyección de futuro. Nuestros vinos nacen de una reflexión entre hermanos de la cuarta generación de la familia; de allí surgió la idea de crear vinos únicos e irrepetibles para Argentina y el mundo”, señaló Florencia Falasco, miembro de la cuarta generación de la familia fundadora de la bodega.
La línea Hermandad de Familia Falasco Premium Wines se comercializará mediante canales especializados como restaurantes y vinotecas y contará con un precio al público que partirá desde $650.
“Estos vinos representan las verdaderas características del nuevo mundo vitivinícola, en el que se prioriza elegancia, fruta y expresión de terroir. Son producidos a partir de viñedos ubicados en el Valle de Uco, añejados en barrica de roble francés, dándoles personalidad, carácter y estilo propio”, agregó Franco Falasco, manager de la marca.

Premian un vino de Chubut
La bodega de la familia Ayestarán, situada en una región cordillerana de Chubut, consiguió la medalla de oro por su vino Oriundo Merlot 2017 en la 15ª Edición del Concurso Internacional VinoSub 30, un nuevo reconocimiento para los vinos patagónicos.
Al respecto, el ministro de la Producción de Chubut, Hernán Alonso, destacó la calidad y el trabajo de los productores regionales. «Tenemos proyectos sobre los que estamos avanzando pero que aún no podemos adelantar, que están destinados a potenciar y posicionar la producción local, con un sello que los identifique y sea sinónimo de la calidad con la que se trabaja en Chubut», sostuvo el funcionario al dialogar con la prensa.
Por su parte, Oscar Ayestarán, productor galardonado días atrás, aseguró: «Para nosotros, que estamos en este proyecto hace muchos años, realizando importantes inversiones y trabajando día a día cuesta arriba, nos llena de orgullo» aseguró.
Y agregó: «Hace más de quince años que en Chubut se producen excelentes vinos”.

Artículos destacados