Carestía fortalece el comercio ilegal

La venta de anteojos solares en los comercios de la zona céntrica no subió, y en algunos casos, disminuyó. Los referentes, contra el comercio ilegal.

Si bien los anteojos de sol son muy buscados en esta época como regalos  de Navidad, ofrendas de  Reyes Magos y/o simple ajuar de vacaciones,  en las  ópticas del centro cordobés  la aguja de las ventas no se ha movido. Los comercios vendieron la misma cantidad de lentes de sol que el año pasado, y en algunos casos, las colocaciones disminuyeron levemente.

Pese a que después de la crisis de 2009 se reactivó el consumo, este sector sufre con mayor intensidad la competencia desleal, en manos de los vendedores ambulantes que pululan por las peatonales cordobesas, según coinciden referentes de ópticas locales.

“Mantuvimos el mismo volumen de ventas que el año pasado y una de las principales causas es la cantidad creciente de vendedores ambulantes que se instalan entre las calles Sarmiento y San Martín, Rivera Indarte y 9 de Julio,  fundamentalmente”, precisó a Comercio y Justicia Jorge Paesani, titular de la óptica ubicada en Deán Funes 250.

A éstos se suman los locales de indumentaria y las farmacias que venden lentes de sol y de la misma procedencia.

“No son anteojos, son ‘anti-ojos’, que dañan la vista y que -como los trae el mercado negro- cuestan al público entre $30 y $80”, apuntó Paesani.

Aunque la situación persiste desde hace años, los voceros coinciden en que los puntos de ventas ilegales se han multiplicado este año. Al mismo tiempo, insisten en que los controles son nulos y, en algunos casos, inadecuados.

“Salud Pública sólo controla a las ópticas, y como ni la Municipalidad ni el Colegio de Opticos tienen poder de policía, la única opción es que la AFIP y la Policía Federal ejerzan los controles: que pidan la estampa y la procedencia, y de no cumplir con los requisitos, que decomisen”, explicó Paesani.

La misma situación se presentó en Opticenter, donde las ventas se han mantenido estables. Por el contrario, en el caso de Óptica La Torre, las colocaciones disminuyeron hasta 40%. Según indicó su titular, Claudio Abrile, la abrupta baja responde al aumento de canales de venta no tradicionales.

Distinta es el desempeño en las ópticas instaladas en los shoppings, en las cuales -por ser únicas en su rubro- las ventas suben a buen ritmo. desde  Tustanoski indicaron que en volumen de unidades vendieron 15% más que en el año pasado. “El consumidor de lentes compra productos de buena calidad”, agregó. Los lentes de mayor rotación son los que cuestan entre $200 y $400, añadieron las fuentes consultadas.

Los valores de los lentes son en dólares, dado que hay muchos insumos que se importan. Sus precios han aumentado entre 15 y 30% este año, de acuerdo con la suba del costo de vida en general, según cofirmaron.

La moda furor
Variedad y precios de  $120 hasta $2.000

Este año se ha impuesto el modelo Clipper de la década de los años 70 y 80. Los productos de mayor salida son los que oscilan entre $120 y $480, en sus más variadas marcas: Orbital, Infinit, MDQ, Mormaii, Reef, Wanama, Ossira, Ray-Ban, Motor oil y Mistral,entre otras, tanto nacionales como importadas.

Y no faltan los de alta gama, que cuestan entre $2.400 y $3.000 y que llegan a ser, con suerte, propiedad de unos pocos.

En esta franja entran los cotizados Fendi, a más de $3.000 y los Versace, cuyos modelos de $2.000 tienen nácar e incrustaciones de cristal de Swarovski.

Artículos destacados