Cámara nacional de librerías fija techo de aumento en 8%

Contra el aumento real de precios que sufren los útiles escolares de hasta un 15 por ciento en relación con el año pasado, las cámaras nacionales que agrupan a la industria de artículos de librería y a los comercios minoristas del sector se comprometieron a que los incrementos en los productos no sean superiores al ocho por ciento.
Miembros de la Cámara Argentina de Papelerías, Librerías y Afines (Capla) y representantes de la Cámara de la Industria de Artículos de Librería (Cial) mantuvieron un encuentro ayer en la Casa de Gobierno con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a quien le manifestaron su compromiso.
"No tenemos un acuerdo puntual de precios. Tenemos respeto a la norma que se pactó el año pasado de mantener aumentos no superiores al ocho por ciento en productos masivos de librería escolar", dijo Daniel Iglesias, presidente de Capla. En la reunión también participaron empresas proveedoras como Estrada, Bic, Ledesma, Faber, Parker, Pelikán y Massuh, entre otras.
Iglesias explicó que el ocho por ciento de aumento comprende a productos de librería básicos, imprescindibles como cuadernos de tapa dura y sacapuntas, y sostuvo que productos selectivos o premium como los lápices acuarelables se manejan con "una sintonía parecida" a los básicos en materia de precios.
Según añadió el titular, la Cámara agrupa a seis mil librerías de todo el país.

En Córdoba
Según los precios del mercado cordobés, los útiles escolares incrementaron entre un 10 y un 15 por ciento este año en relación con el año anterior. Ante esta situación, la Cámara de Librerías, Papelerías y Afines del Centro de la República firmó y el Gobierno provincial firmaron la semana anterior un acuerdo por la Canasta Escolar 2008, que incluye 36 artículos a un costo de 56,04 pesos.
No obstante, el consumidor que no opte por esta canasta de útiles, deberá esperar que las empresas proveedoras cumplan con el compromiso de no subir los precios más allá de un ocho por ciento, para que en forma consecuente los comercios de venta al consumidor final no acarreen con mayores subas en sus listas de precios.
Del mismo modo, semanas atrás la entidad que nuclea a editores nacionales, se comprometió con el Gobierno nacional a no incrementar los precios de los libros en más de un ocho por ciento. En Córdoba, las unidades editoriales ya vienen con aumentos de más de un 15 por ciento, según anticipó este diario.

Artículos destacados