Artículos de lujo ahora se venden más en los súper

Se disparó la venta de electrónicos, indumentaria y perfumería en las grandes superficies comerciales de Córdoba. Se retrae la venta de rotisería y verdulería, hoy en los negocios de barrio.

La alta inflación, que según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos  (Indec) fue de 10,9 por ciento y de acuerdo con las estimaciones privadas alcanzó 26 por ciento en promedio, no pudo detener el fuerte crecimiento del consumo familiar.
Mientras hace un año cada familia argentina destinaba un promedio de 615 pesos mensuales a compras en supermercados, hoy la cifra supera 830 pesos. El crecimiento en pesos contantes y sonantes superior a 34 por ciento expresa un aumento del consumo real superior a 20 por ciento.

Al mismo tiempo, el crecimiento de la economía y el aumento de los ingresos de los trabajadores está produciendo efectos muy poderosos sobre las conductas de los consumidores al momento de efectuar compras en las grandes superficies comerciales.
De acuerdo con un relevamiento nacional del Indec sobre casi 70 cadenas de supermercados de todo el país, con más de 1.700 bocas de venta, hay rubros que ganan fuerte terreno en las ventas por grandes tickets, mientras que existen otros que apenas se sostienen o directamente caen en las preferencias del público.
Del análisis de las cifras de los supermercados cordobeses surge que la mejora en la situación económica familiar disparó las ventas de electrónicos y artículos para el hogar, que se dispararon 43 por ciento a lo largo del año pasado, casi igual (37 por ciento) que la venta de artículos de limpieza y perfumería, tradicionalmente productos de baja circulación en épocas de “vacas flacas”. En la misma línea está la venta de indumentaria y textiles para el hogar, que avanza exactamente a 43 por ciento en sólo un año.

Mientras que los gastos de almacén trepan en Córdoba 33,8 por ciento en el mismo período, los gastos de panadería y lácteos siguen muy atrás, casi al ritmo del crecimiento vegetativo de la población. En tanto, todo lo que es rotisería, comidas hechas, verdulería y frutería directamente cae en las preferencias del público comprador cordobés.
“Esos datos dan una idea de cómo se está moviendo el negocio del retail cuando se mueven los ingresos de la gente o sus posiciones laborales o condiciones de trabajo”, expresan las organizaciones que agrupan a los supermercadistas, a modo de explicación de los profundos cambios que se viven en el sector.
En esa línea, se observa que la multiplicación de negocios de proximidad y la tendencia a la mejora en los servicios de los pequeños cuentapropistas (incorporación del delivery) hacen caer las compras de verdulería o rotisería en los súper, al tiempo que la gran superficie es ahora un lugar de compra de artículos suntuarios (electrónicos, perfumería, indumentaria, zapatos).

En el agregado total, mientras en todo el país las ventas en los supermercados aumentaron 28,7% durante 2010, respecto a 2009, en Córdoba los despachos crecieron 21,6 por ciento, en un año en el cual en Córdoba prácticamente no se han abierto nuevas bocas de expendio en el sector, aunque sí se ha mejorado el número de tickets vendidos y los montos.

Artículos destacados