Arcor suma como proveedores a entidades sociovulnerables

La caramelera número uno del mundo, Arcor, ha comenzado a sumar como proveedores a entidades sociovulnerables. Lo que hoy es una incipiente práctica, busca aplicarlo a gran escala y plasmar la iniciativa en otras empresas gracias a fondos del BID y del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin).
Estas acciones forman parte del programa de Responsabilidad Social (RS) Empresaria, que opera sobre la lógica de la triple generación de valor: económico, social y ambiental.
En el ámbito social, este año la empresa dispondrá de más de 15 millones de pesos en acciones con la comunidad. “Se trata de donaciones de productos y equipamientos, hasta apoyo a proyectos educativos en Brasil y en Argentina por medio de la Fundación”, dijo a Comercio y Justicia Claudio Giomi, gerente corporativo de Responsabilidad Social, quien presentó el viernes pasado el Primer Programa de Desarrollo de Responsabilidad Social Empresaria en la Cadena de Valor. (Ver “Gestión ambiental y social como factor de ahorro").
Uno de los programas más destacados del área es el que impulsa las compras inclusivas de proveedores. La firma busca integrar a la cadena de valor los emprendimientos sociovulnerables.

Así, avanza en la integración de una cooperativa de trabajo de Mendoza que elabora cofias; al mismo tiempo que tramitan incorporar como proveedores, talleres protegidos que trabajan con jóvenes con capacidades diferentes y cooperativas textiles de mujeres.
Entre otros casos, Giomi indicó que éstas son las primeras prácticas y que pretenden replicarlas a gran escala. Así, gestionan junto a otras empresas fondos en BID y Fomin.
Otra línea de trabajo en el sector social es la concientización y relevamientos o investigaciones que se cursan en relación con la erradicación del trabajo infantil. “Planificamos acciones concretas para articular entre familias, organizaciones no gubernamentales y municipios”, adelantó el directivo.
Por otra parte, en la cadena de valor comercial desarrollan marketing con causa, en que parte del valor de los productos que se consumen se destina a proyectos concretos de fundaciones como Unicef.

Mediante su Gerencia Corporativa de RSE, Arcor brega por una gestión ambiental. “En política ambiental destinamos inversiones mayúsculas en equipamientos, tecnología y procesos”, añadió el directivo. Por caso, este año se destinaron más de 33 millones de pesos a una nueva caldera para el Ingenio de Azúcar en Tucumán y en una planta de tratamiento de efluentes en Recreo, Catamarca. A ésta se le suman otras inversiones orientadas a mejorar la calidad de los procesos en la planta de Arroyito.

RADIOGRAFIA DEL GRUPO

41 plantas industriales en Argentina, Brasil, Chile, México y Perú

13 centros de distribución

12 oficinas comerciales

20 mil empleados

3 millones de kg que elabora diariamente

26 millones de litros de leche anuales que obtiene de sus ta

Artículos destacados