Robo de bebés: confirman acusación contra Menéndez

La Cámara Federal revocó la falta de mérito a nueve represores y le confirmó el procesamiento a otro grupo de militares. Lo mismo ocurrió en una causa en la que se investiga la muerte de cinco seminaristas y un sacerdote.

La Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba resolvió ayer ampliar los procesamientos y revocar la falta de mérito que se había dictado a un grupo de militares en la única causa que se tramita en la provincia por robo de bebés durante la última dictadura militar.

La decisión fue tomada por la Sala A del tribunal de Alzada, integrado en esta oportunidad por Luis Rodolfo Martínez, Roque Rebak y Octavio Cortés Olmedo. Por unanimidad, los magistrados revocaron la falta de mérito dictada por la jubilada jueza federal Cristina Garzón de Lascano, que benefició a nueve de los 16 imputados.

La revocatoria de la falta de mérito alcanzó a los represores Luis Alberto Manzanelli, José Hugo Herrera, Carlos Alberto Díaz, Carlos Alberto Vega, Luis Alberto Cayetano Quijano, Arnoldo José López, Héctor Raúl Romero, Emilio Morard y Ricardo Alberto Ramón Lardone. Todos ellos se sumarán a los ya imputados Luciano Benjamín Menéndez, Hermes Rodríguez, Héctor Pedro Vergés, Jorge Exequiel Acosta y Ernesto Guillermo Barreiro, a quienes los camaristas les confirmaron el procesamiento.

Excepto Díaz,  a quien se le dictó la falta de mérito por el homicidio de Silvina Parodi, todos están acusados de privación ilegítima de la libertad agravada, imposición de tormentos agravados y homicidio agravado.
Cabe recordar que en esta causa se investiga el secuestro y posterior desaparición de Silvina Mónica Parodi de Orozco (que al momento de su detención estaba embarazada de seis meses y medio), y su marido Daniel Francisco Orozco, como así también la sustracción del bebé de Silvina, nacido en cautiverio.

Parodi y su esposo, ambos militantes del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), fueron secuestrados de su casa de Alta Córdoba y luego de ser torturados en el centro clandestino de detención de La Perla fueron asesinados y desaparecidos.

De acuerdo con los datos que constan en la causa, la mujer habría dado a luz a un varón en el Hospital Militar,  que luego fue apropiado por militares.

Seminaristas
En paralelo, la Sala B de la Cámara Federal de Córdoba también resolvió  ampliar los procesamientos contra militares por los secuestros y torturas a cinco seminaristas y un sacerdote en 1976, extendiendo la acusación a siete integrantes de la denominada “patota” de La Perla, uno de los centros clandestinos donde estuvieron cuatro de los religiosos. Luis Manzanelli, José Herrera, Carlos Vega, Carlos Díaz, Emilio Morard, Arnoldo López y Héctor Romero quedaron ahora procesados por privación ilegítima agravada e imposición de tormentos agravados, en calidad de partícipes necesarios.

La ex jueza Garzón de Lascano había dictado la falta de mérito por los hechos sufridos en La Perla por los seminaristas Alejandro Ramón Dausa, José Luis Destéfanis, Daniel García Carranza y Daniel Alfredo Velarde. Hugo Pantoja, otro de los seminaristas, no estuvo en ese centro clandestino de detención, al igual que el sacerdote estadounidense James Martin Weeks.

Abel Sánchez Torres, Octavio Cortés Olmedo y Luis Rodolfo Martínez confirmaron además los procesamientos de Menéndez, otros militares y ex integrantes del Departamento de Informaciones (D2), como Carlos Yanicelli .

Artículos destacados