Realizarán un juicio abreviado en la primera causa por los saqueos

Saqueos. Ocurrieron el 3 y el 4 de diciembre.

Dos hermanos serán juzgados acusados por robar algunas latas del supermercado Cordiez. El proceso se realizará en la Cámara 11ª del Crimen.

La primera causa que llega a juicio oral por los saqueos cometidos en Córdoba durante las jornadas del 3 y del 4 de diciembre pasados, será un proceso abreviado cuyas penas para los dos únicos imputados ya fueron acordadas entre las partes, y se celebrará hoy en la Cámara 11 del Crimen.

Los acusados son los hermanos Ciro Oscar Giménez y Lucas Santiago Giménez, quienes están imputados por el delito de robo calamitoso. El hecho ocurrió en el supermercado Cordiez de donde robaron algunas latas de tomate, palmitos, durazno al natural, frutillas, una botella de aceite, yerba y otros alimentos.

Según consta en el expediente, Lucas, el mayor de los hermanos, se asomó al mercado devastado y fue sacando la mercadería que tenía a su alcance. Cruzaba la calle y se la pasaba a su hermano Ciro, quien esperaba en la otra vereda. Éste la guardaba en su casa.

Todo eso era visto por Marcela, la hermana de ambos, quien –con la intención de frenarlos– tomó el teléfono y dijo que llamaría a la policía.

En su acusación, la fiscal Adriana Abad afirma que “mientras se hacia la red furtiva, a fin procurar su impunidad, los acusados realizaron amenazas contra su hermana”.

Para la fiscal, ambos delitos –el robo y la amenaza– están relacionados, por lo cual decidió imputarlos por robo calamitoso. Sin embargo, el fiscal de la Cámara 11 del Crimen, Diego Albornós, no lo interpretó de la misma manera y consideró que la imputación debe ser por hurto calificado y coacción. También cree que Ciro, el menor de los hermanos, no fue “coautor” (como sostiene Abad) sino participe secundario.

Más causas
Las causas generadas por los saqueos están distribuidas entre los fiscales Raúl Garzón, Adriana Abad, José Mana y Jorgelina Gutiez. Muchos expedientes ya fueron resueltos, mientras que otros siguen investigándose, como es el caso del único muerto de las jornadas, Javier Rodríguez, quien recibió un disparo –según su familia, de un policía– en barrio Ciudad Evita.

Artículos destacados