Mercedes Segala quedó a un paso de ir a la cárcel

Tiene diez días para presentar un recurso extraordinario ante la Corte. Si el Alto Cuerpo lo rechaza, quedará detenida. En noviembre se cumplen 20 años del crimen del panadero

Brígida Mercedes «Pirucha» Segalá quedó a un paso de ir a prisión luego de que la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba rechazó los recursos de casación interpuestos por sus abogados.
La viuda de Héctor Corradini fue condenada hace dos años por la Cámara 3ª del Crimen a la pena de prisión perpetua junto con Héctor «Mandrake» Quinteros, a quien se lo sindica como el sicario que terminó con la vida del panadero. Se trató del segundo juicio que debió enfrentar Segalá luego de que el TSJ anuló la primera sentencia, que había terminado con su absolución.
En esta oportunidad, el TSJ rechazó todos los planteos de la defensa que incluían desde cuestionamientos al rechazo de las recusaciones de los miembros del tribunal de juicio, hasta quejas por la supuesta violación de garantías constitucionales y la valoración probatoria realizada para sustentar la condena. Asimismo, declaró abstractos sus recusaciones contra la intervención de los miembros del Alto Cuerpo y el planteo de vulneración de la garantía constitucional a no ser juzgado dos veces por el mismo delito.
Ahora, el abogado de Segalá, Miguel Ángel Ortiz Pellegrini, tiene diez días para presentar un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia. Si el TSJ lo rechaza, como hace habitualmente en estos casos, la viuda volverá a la cárcel.
Cabe recordar que Segalá ya cumplió tres años de prisión preventiva por el crimen de su marido, quien fue encontrado sin vida luego de ser baleado en la cabeza en la madrugada del 17 de noviembre de 1998.
El hecho ocurrió luego de que Corradini fue secuestrado de su vivienda y trasladado en su propio vehículo por Quinteros y otro sujeto, que no logró identificarse, quienes lo ejecutaron mediante disparos de arma de fuego.

Artículos destacados