Los crímenes de la UP1 no habrían ocurrido sin Videla

Para la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, las torturas y asesinatos cometidos durante la última dictadura militar en la Unidad Penitenciaria Nº1 (UP1) y el Departamento de Informaciones de la Policía (D2) “no habrían podido cometerse de no mediar la planificación estratégica y táctica" de la cúpula de la dictadura, con Jorge Rafael Videla en la cúspide de la fuerza y Luciano Benjamín Menéndez en su rol de Comandante del Tercer Cuerpo de Ejército.
En los fundamentos de la resolución, que confirmó el 18 de marzo pasado los procesamientos de Videla y un grupo de represores, el Tribunal de Alzada remarcó que el presidente de facto durante la época de los hechos “habría mantenido el dominio sobre los presuntos delitos investigados, habida cuenta que, desde su posición institucional, controlaba la organización que los habría llevado a cabo."

Bajo esa premisa, Sánchez Torres y Bustos Fierro consideraron a Videla como coautor de las torturas a los presos políticos durante simulacros de fuga de la UP1 y el D2. En sentido contrario, Vélez Funes pidió que sea procesado en grado de partícipe necesario.

Excarcelación

En otra resolución, emanada de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), ayer se declaró inadmisible el recurso extraordinario presentado por la defensa de Jorge “el Tigre” Acosta, solicitando su excarcelación.
Como se recordará, Acosta se encuentra procesado en orden a los delitos de robo, extorsión, falsificación de documento público y asociación ilícita por la apropiación de diversos bienes pertenecientes a personas que se encontraban privadas ilegalmente de su libertad en el ámbito de la ESMA.

Artículos destacados