La Corte bonaerense rechazó el pedido de excarcelación del cura Julio Grassi

La Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires rechazó el pedido de excarcelación presentado por la defensa del cura Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores.
Por inadmisible, el Alto Cuerpo desestimó el recurso contra la decisión del Tribunal de Casación Penal provincia.
Grassi fue alojado en la cárcel de Ituzaingó el 23 septiembre de 2013 y al día siguiente fue trasladado al penal de Campana, donde cumple desde entonces su condena.
Ahora, los jueces Héctor Negri, Luis Esteban Genoud, Hilda Kogan y Eduardo Néstor de Lázzari rechazaron el argumento de los letrados del cura y descartaron que esté cumpliendo una pena anticipada.

Magnitud
La Corte explicó que su postura tiene en mira la magnitud de la pena por la que fue condenado el acusado. Además, recordó que se trata de ilícitos que no permiten la excarcelación.
El Máximo Tribunal bonaerense también justificó su negativa en la pluralidad de hechos cometidos, el lugar en donde se perpetraron y la calidad de sacerdote de Grassi.
El cura, a través de su abogado, Rodrigo González, basó su solicitud en que el fundamento del riesgo de fuga por el que se dispuso su prisión preventiva es un justificativo para “disimular la ejecución de la condena que aún no está firme».
Grassi fue detenido el 7 de octubre pasado por decisión del Tribunal Oral Criminal 1 de Morón, que lo había condenado en 2009 como responsable de abuso sexual agravado por resultar sacerdote y encargado de la educación y de la guarda del menor víctima.

Artículos destacados