Fiat aprobó la fusión con Chrysler, que se llamará FCA

La nueva compañía eligió un nombre en común para ambas automotrices. Además, la sede legal será en Holanda y la fiscal, en Gran Bretaña

El Consejo de Administración de Fiat aprobó la reorganización societaria y la constitución de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), una casa automotriz integral y global.
Después de la adquisición por parte de Fiat de la participación minoritaria en Chrysler Group que estaba en cabeza de VEBA Trust, el Consejo de Administración de Fiat examinó las alternativas más apropiadas para el nuevo gobierno y la nueva estructura societaria.
De este modo -con el objetivo de constituir una empresa que, por dimensiones y capacidad de atraer a los mercados financieros, sea comparable a los mejores competidores internacionales- el consejo decidió constituir FCA, sociedad de derecho holandés que se transformará en la holding del grupo. Las acciones ordinarias de FCA cotizarán en Nueva York y Milán.

“El nacimiento de Fiat Chrysler Automobiles define el inicio de un nuevo capítulo de nuestra historia. El viaje que inicié más de diez años atrás con la búsqueda de soluciones que asegurarán a Fiat un lugar en un mercado siempre más complejo, ha culminado con la unión de dos organizaciones, cada una con una gran historia en el sector automotor pero con características y fortalezas geográficas diferentes y complementarias. FCA permite afrontar el futuro con renovada motivación y energía”, dijo John Elkann, presidente de Fiat.
“Es uno de los momentos más importantes de mi carrera en Fiat y Chrysler. Cinco años atrás comenzamos a cultivar un sueño de cooperación industrial a nivel mundial, pero también un gran sueño de integración cultural a todos los niveles”, afirmó Sergio Marchionne, Ceo de Fiat y Presidente y Ceo de Chrysler Group.

Asimismo, agregó: “Hemos tenido éxito en la creación de una base sólida de un constructor global de automóviles con un bagaje de experiencia y habilidades al mismo nivel que los mejores de la competencia. La adopción de una estructura de gobierno internacional y la prevista cotización, mejorará el acceso del grupo a los mercados globales, con evidentes ventajas financieras que complementarán este proyecto”.
La propuesta aprobada por el Consejo de Fiat prevé que los accionistas de su compañía reciban una acción FCA de nueva emisión por cada acción que posean de Fiat y que las acciones ordinarias de FAC coticen en New York Stock Exchange (NYSE) con una ulterior cotización en el Mercato Telematio Azionario (MTAS) de Milán.

Se espera que la FCA tenga su residencia a los fines fiscales en el Reino Unido, pero esta opción no tendrá ningún efecto sobre las imposiciones fiscales a las que continuarán estando sujetas las sociedades del grupo en los varios países en los que desarrollan su actividad.
La finalización de la operación estará sujeta a un número limitado de condiciones, entre ellas la obtención de la cotización en el NYSE y que el esfuerzo máximo que derive del ejercicio por parte de los accionistas de Fiat del derecho de receso, así como cualquier eventual ejercicio de los derechos oposición de los acreedores no excede de los 500 millones de euros. La cotización en el MTA de Milán tendrá lugar después del inicio de la cotización en la Bolsa de NY .
Se espera que la transacción se complete antes del cierre del año.

Nueva imagen
Después de una primera fase de convivencia de las dos marcas – testimonio de la voluntad de realizar la unión respetando las raíces históricas, culturales y productivas de las dos empresas – fue necesario para Fiat y Chrysler tener una nueva identidad que represente la realidad empresarial, que es mucho más que la suma de cada individuo de la cual se generó.
Un proyecto de la marca, firmado por Robilant Associati, parte de la definición de un concepto estratégico distintivo sobre el cual se ha estudiado el nombre, logotipo, housestyle y toda la identidad corporativa, que se caracteriza por la fuerza expresiva y el poder evocador de sus formas esenciales y universal.

Artículos destacados