La Cámara podría frenar la causa de Río Tercero

En una extensa audiencia oral que continuará el próximo lunes, la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba escuchó ayer los recursos de apelación expuestos por las partes involucradas en la causa por las explosiones de la Fábrica Militar de Río Tercero.
La resolución emitida por el hasta hoy juez federal de Río Cuarto, Oscar Valentinuzzi, fue criticada con vehemencia, sobre todo por la defensa de Carlos Menem, que reclamó el sobreseimiento del ex presidente y, subsidiariamente, la suspensión de la acción penal hasta tanto se defina el juicio que se está llevando adelante por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador.
Para los abogados Carlos Hairabedián y José D’Antona, la causa por la voladura de la Fábrica Militar es “una hipótesis basada en otra hipótesis”. En este sentido, advirtieron que si el senador Menem no es encontrado responsable en la causa “Sarlenga”, la supuesta responsabilidad penal del ex jefe de Estado en la investigación de Río Tercero “se cae” automáticamente.

Entre los planteos, la defensa también reclamó que se declare nula la indagatoria que tomó Valentinuzzi al ex presidente en octubre del año pasado. A criterio de los abogados, no existe en la causa Río Tercero “prueba directa, indirecta, ni indiciaria” que comprometa a su defendido.
En tal sentido, criticaron al juez federal el incluir como una prueba, declaraciones que realizó Menem a los medios de prensa, explicando que aquellas explosiones fueron producto de un accidente. “El juez no justifica por qué dichas palabras deben ser tenidas en cuenta como pruebas y lo llama a declarar”, dijo D’Antona, quien agregó: “Dichas expresiones fueron realizadas a pocas horas de los ocurrido, fue una frase institucional de un presidente asesorado por su ministro de Defensa”.
Los abogados fueron más allá, y expresaron que de ningún modo se entiende que Menem haya sido procesado y, en cambio, el jefe del Estado Mayor del Ejército, Martín Balza, haya sido liberado de culpa y cargo.

Incongruencia

Partiendo de la misma premisa que D’Antona y Hairabedián, la querella entendió que el procesamiento del actual senador es “incongruente” con la falta de mérito dictada a Balza. “Si Balza es inocente, ¿los otros qué?”, se preguntó el abogado Ricardo Monner Sanz. Los letrados Horacio Viqueira y Ricardo Monner Sans aseguraron que existen al menos 25 elementos de prueba que permitirían procesar al actual embajador argentino en Colombia como coautor del delito de “estrago doloso agravado por la muerte de personas”.
En su alegato, la querella ubicó a Balza como uno de los tres “vértices” de una organización en la que también incluyeron a Carlos Menem y a Emir Yoma.
“Por acción o por omisión, Balza es responsable”, advirtió la querellante Ana Gritti, al recordar que éste no podía desconocer “que los cuarteles del Ejército estaban siendo desmantelados y sus armas vendidas ilegalmente”.

Duras críticas contra Valentinuzzi

“Una mediocre novela” y “un pobre ensayo criminalístico” fueron quizás algunas de las expresiones más duras que lanzó el abogado Carlos Hairabedián en

Artículos destacados