Con el fin de la feria volverán los conflictos en los tribunales del país

Julio Piumato pidió a la Corte Suprema que resuelva, en la primera acordada del año, sobre el 10% de aumento reclamado. Hay amenazas de paro y asambleas. En Córdoba se pagará mañana
parte del retroactivo adeudado a los judiciales

Después de una breve calma por la feria judicial, se espera que las actividades en los tribunales se reanuden con asambleas y conflictos. Ocurre que, en el ámbito nacional, quedó pendiente el último tramo de aumento de 10% reclamado por la Corte Suprema al Gobierno de Mauricio Macri.
El gremio encabezado por Julio Piumato pidió al Máximo Tribunal que el tema se resuelva en la primera acordada del año y que dicha suba sea imputada al año 2018.
Cabe recordar que en octubre pasado, el Máximo Tribunal envió una carta al jefe de gabinete Marcos Peña para solicitar una ampliación en su partida presupuestaria de $1.605 millones. La intención de la Corte era otorgar a los judiciales 20% de aumento, 10% en octubre y otro 10% en diciembre. Este último aumento nunca llegó.
El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, negó los fondos y advirtió de que la modificación de las partidas presupuestarias, tal como fue solicitada, afectaba “fuertemente los recursos del Tesoro”.
En ese entonces, Peña solicitó “esfuerzos compartidos” y que la Corte dispusiera que el incremento salarial de 10 por ciento previsto para diciembre de 2018 “se otorgue en el próximo ejercicio fiscal”. Así las cosas, el gremio que dirige Piumato adelantó que habrá asambleas y medidas de fuerza, si no se efectiviza rápidamente el aumento adeudado como parte de la pauta salarial de 2018.

Córdoba
En Córdoba la situación es similar ya que los empleados de tribunales de la provincia tienen sus sueldos “atados” a sus pares federales.
Cabe recordar que para reclamar “la falta de recomposición salarial” y la demora de la Corte en disponer el tercer tramo de aumento se convocaron asambleas en toda la provincia que desembocaron en un paro el 30 de noviembre pasado, con abandono de actividades en todas las sedes del interior y una movilización en la ciudad de Córdoba hacia el Palacio de Tribunales I. Lo mismo sucedió el 5 de diciembre.
Luego, la Administración del Poder Judicial dictó resolución 262/18 replicando el aumento otorgado por la CSJN de 10% a partir de octubre. Sin embargo, puso en duda el pago de 10% correspondiente a los meses de octubre y noviembre, ante lo cual se decretó un paro de 36 horas el 13 y el 14 de diciembre que tuvo más de 80% de acatamiento e incluyó otra gran movilización a tribunales.
Finalmente sobre el final del año, el Tribunal Superior de Justicia informó al gremio que el pago de los retroactivos adeudados de octubre y noviembre se harían efectivos mañana y el próximo 22 de febrero. Con la reanudación de la feria, resta definir qué pasará con el último tramo que la Corte aún no efectivizó.

Artículos destacados