Caso Noble: comenzó el cotejo de las muestras ADN

El procedimiento sobre las muestras de ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera se realizó esta mañana con total normalidad.

La causa por la identidad de los hijos adoptivos de la dueña de Clarín, Ernestina Herrera de Noble, entró hoy en una etapa decisiva cuando se inició  la pericia de ADN para determinar si Felipe y Marcela son hijos de desaparecidos. Mientras, militantes de organizaciones de derechos humanos realizaron un abrazo simbólico en defensa del Banco Nacional de Datos Genéticos.

A las 8.30, fueron citados al laboratorio de histología del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) que funciona en el Hospital Durand de la Capital los peritos ya presentados por las partes ante el juzgado federal número 1 de San Isidro, donde se tramita la causa.

Según informó la agencia Télam, con la presencia de los peritos para corroborar la idoneidad del procedimiento, los especialistas de BNDG abrieron los sobres que contienen las prendas íntimas y medias requisados a Marcela y Felipe Noble Herrera el pasado viernes 28 de mayo, para extraer de ellos material biológico necesario para la prueba de ADN.

La querella, representada por las Abuelas de Plaza de Mayo, designó como su perito al bioquímico Carlos Vullo, mientras que la defensa de Ernestina de Noble y sus hijos adoptivos nombró a la especialista Ana María Di Lonardo, ex directora del BNDG, y a los genetistas Alejo Ruiz Trevillón y Primarrosa Chieri.

En un lapso de 20 a 45 días se conocería si el ADN coincide con el de alguna de las familias cuyos datos se guardan en el BNDG.

Simultáneamente, la Cámara Federal de San Martín comenzó a resolver el pedido de apartamiento de la jueza de la causa, Sandra Arroyo Salgado, en una audiencia citada para las 9 de la mañana y a la que fueron convocadas todas las partes.

Abrazo simbólico por el derecho a la identidad

Militantes de organizaciones de derechos humanos, sociales y sindicales realizaban esta mañana un abrazo simbólico al Hospital Durand en defensa del Banco Nacional de Datos Genéticos.

«Hay que acompañar, una vez más, la lucha contra la impunidad y por la identidad de los jóvenes apropiados por los genocidas», afirmó a Télam la secretaria general de CTERA, Estela Maldonado, quien remarcó que la causa que involucra a Felipe y Marcela Noble Herrera «conmueve a todos en tanto ciudadanos».

De hecho, la dirigente de CTERA enfatizó que «esta es una de las causas más profundas que hacen a la posibilidad de reconstituir a la sociedad argentina de lo que ha significado la dictadura militar, el genocidio, la apropiación de niños, y la necesidad de que todavía hay 400 jóvenes que no hay recuperado su identidad».

Por su parte, Roberto Baradel, secretario general de SUTEBA, consideró «central defender al Banco Nacional de Datos Genéticos,  que ha permitido la recuperación de la identidad de muchos chicos apropiados».

«Esto no es por un caso particular sino que hay que defender la idoneidad y la seriedad del Banco Nacional de Datos Genéticos. Hoy, abogados inescrupulosos, grupos mediáticos y grupos económicos lo están atacando vilmente y, por eso, hacemos este abrazo, por el derecho a la identidad», declaró  Baradel a la agencia de noticias.

Artículos destacados