Absuelto tras 20 meses de encierro en Bouwer

La Cámara Sexta del Crimen absolvió ayer a un acusado (37 años) de abuso sexual sobre su hijastra y dio fin de esta manera a su encierro de 20 meses en el penal de Bouwer.

La causa fue abierta por la denuncia de una menor contra el concubino de su madre, por hechos que habrían ocurrido en una localidad de las Sierras Chicas. Hasta último momento, la menor se mantuvo en sus dichos y así quedó demostrado ante el tribunal cuando fue llamada a declarar. El caso es que el “hecho no existió”, como pudo comprobarse a partir de las pericias psicológicas y de la madre sustituta de la menor en cuestión.

En definitiva, el supuesto abusador -según una historia que habría inventado la niña- fue absuelto, tras pasar 20 meses entre rejas y ahora proseguirá su vida junto a la madre de la denunciante y un pequeño hijo de ambos.

Artículos destacados