Conmociona la muerte de Kirchner; decretan tres días de duelo nacional

Falleció a las 9.15 de ayer en El Calafate a raíz de una descompensación. La noticia generó profunda consternación. Funcionarios, políticos y dirigentes sociales, empresarios y personalidades de diferentes estamentos, tanto nacionales como extranjeras, se pronunciaron. El duelo no afecta el desarrollo normal de actividades. El velatorio se inicia hoy en la Casa Rosada.

El ex presidente Néstor Kirchner murió ayer pasadas las 9 de la mañana en la ciudad santacruceña de El Calafate, minutos después de haber sido internado en el hospital local, tras sufrir una descompensación.
Los restos del ex mandatario serán trasladados al Salón de los Patriotas de la Casa Rosada, donde será velado desde las 10 de la mañana.

En tanto, el entierro está previsto entre el viernes y el sábado en su provincia natal, Santa Cruz.

La noticia sobre la muerte del ex presidente generó conmoción en todos los sectores sociales, políticos y dirigenciales, más allá de la afinidad política con el actual modelo y derivó en mensajes de condolencia y dolor por la partida del ex mandatario.

La muerte de Kirchner se produjo luego de sufrir una descompensación pasadas las 7 de la mañana y mientras permanecía en su residencia en El Calafate, junto a su esposa y actual presidenta Cristina Fernández.

A poco de conocido el hecho, arribó a la residencia su hijo Máximo mientras se espera la presencia de Florencia -la otra hija del matrimonio- quien reside temporalmente en Nueva York.

El médico presidencial, Luis Buonomo, informó que el deceso se produjo “por muerte súbita”. Advirtió que el ex presidente murió a las 9.15 por un paro cardiorrespiratorio no traumático y que no respondió a los intentos de resucitación.

El ex mandatario, diputado nacional, presidente del Consejo Nacional del PJ y secretario general de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) había sido sometido el 11 de septiembre último a una angioplastía por una obstrucción en una arteria coronaria, en el Sanatorio Los Arcos de la Capital Federal, donde también había sido internado en febrero pasado.

En esa última oportunidad, Kirchner recibió el alta médica luego de permanecer un fin de semana internado y luego de haber sido operado en forma exitosa.

En el año 2005 Kirchner había sido internado en el hospital Argerich para un chequeo y en enero de 2006 había tenido una descompensación gástrica.

La muerte de Kirchner motivó la peregrinación de numerosos funcionarios del gabinete nacional a El Calafate, entre ellos Alicia Kirchner, hermana del ex presidente y ministra de Desarrollo Social; el ministro de Planificación, Julio de Vido; el de Economía, Amado Boudou; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli; el jefe de la SIDE, Héctor Izcazuriaga y el médico presidencial Luis Buonomo.

Paralelamente, manifestaron sus condolencias referentes de diferentes sectores políticos, sociales, empresarios, rurales y también desde el exterior, principalmente de presidentes de países de la Unasur y de otros Estados, como el caso de Barack Obama.

Mientras tanto y ya desde las primeras horas de la tarde, comenzó un lento pero incesante desfile de personas a Plaza de Mayo para manifestar su dolor y condolencias.

En ese marco, se espera para hoy un acto multitudinario convocado, entre otros por la CGT que conduce Hugo Moyano.

Por su parte, el arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, encabezó ayer por la tarde en la Catedral metropolitana, una misa “por el eterno descanso” del ex presidente.

En tanto, el Gobierno dispuso mediante el decreto 1560 un duelo nacional para los días 27, 28 y 29.

La medida -que se extenderá hasta el viernes inclusive- implica que “durante este período la bandera nacional permanezca izada a media asta en todos los edificios públicos de cada jurisdicción”, según se indicó en el instrumento legal.

La medida tiene más efectos simbólicos que prácticos toda vez que, salvo las provincias de Buenos Aires y de Mendoza, el resto tendrá clases con normalidad. Sí, en cambio, la decisión tendrá impacto en diferentes actividades festivas o deportivas que podrían ser suspendidas, tal el caso de los partidos para el fin de semana organizados por AFA.

Duelo nacional

El subsecretario de Medios, Alfredo Scoccimarro, comunicó a la prensa la firma del decreto 1560/10 que establece tres días de duelo nacional -miércoles, jueves y viernes- y “que durante este período la bandera nacional permanezca izada a media asta en todos los edificios públicos de cada jurisdicción”. Además, el Gobierno decidió la suspensión de todos los actos públicos, conferencias y exposiciones durante el tiempo que dure el duelo. La medida no afectará el normal funcionamiento de los bancos, el dictado de clases (salvo en Mendoza y Buenos Aires) ni la atención en la administración pública.

UNC

El Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y el Honorable Consejo Superior manifestaron su pesar por el fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner. La Casa de Trejo resolvió adherir al duelo decretado por el Gobierno nacional. Por este motivo, la bandera permanecerá izada a media asta en todos los edificios universitarios, aunque se desarrollarán normalmente las actividades académicas y administrativas.

Clases en Córdoba

La secretaria de Educación de Córdoba, Delia Provinciali, confirmó que habrá clases en la provincia y que sólo se suspenderán las actividades festivas, debido al duelo decretado por la muerte de Néstor Kirchner. “Por el momento las actividades serán normales, sólo se suspenderán las actividades festivas”, agregó. Aclaró, sin embargo, que si el Gobierno nacional establece otras medidas Córdoba también adherirá.

Manifestaciones y muestras de dolor en Córdoba

Una importante movilización para manifestar muestras de dolor por el fallecimiento de Néstor Kirchner y en apoyo a la presidenta Cristina Fernández se realizó anoche en la plaza de la Intendencia, en la ciudad de Córdoba, en el marco de los eventos organizados tras la muerte del ex mandatario.

En tanto, durante toda la jornada, políticos, dirigentes sociales, gremiales y del sector productivo, se pronunciaron sobre la sorpresiva noticia.

En ese marco, el gobernador Juan Schiaretti se manifestó “shockeado y compungido” por la muerte de Kirchner y dijo que “es el momento de rendirle el homenaje que corresponde”.
Consideró que “no es el momento de hacer un análisis político de sus aciertos y sus errores; es el momento en que la democracia debe rendirle los homenajes correspondientes.
En la misma línea se pronunció José Manuel de la Sota.

El ex gobernador manifestó que para el país es un “día de luto” por la muerte de Néstor Kirchner, de quien dijo que en la primera etapa de su gobierno “enfrentó con gran decisión los problemas de la Argentina”.

También se pronunciaron Luis Juez y Oscar Aguad, ambos postulantes a la gobernación de Córdoba y opositores políticos del Gobierno nacional. Ambos destacaron que, más allá de las diferencias, apoyaban a la Presidenta en un momento tan difícil.

En tanto, el intendente Daniel Giacomino, uno de los referentes políticos del ex presidente en Córdoba, viajó anoche a Buenos Aires para participar de los diferentes eventos y del velatorio desde hoy. Por su parte, el viceintendente Carlos Vicente también participó del dolor por la partida del ex presidente. Además, diferentes gremios fijaron postura, entre ellos la UEPC que tiene a Carmen Nebreda como diputada nacional.

Finalmente, el arzobispo Carlos Ñáñez aportó la posición de la Iglesia Católica y pidió una oración por el descanso del alma de Kirchner.

Artículos destacados