Diseño

Fogoneros, los nuevos livings a cielo abierto

Jardines, balcones, terrazas y patios reciben cada vez más nuevos usos. En ellos se crean espacios que invitan a la reunión alrededor del fuego, lo que conforma una escena ancestral que hoy toma un protagonismo inigualable. En este marco, los fogoneros pisan fuerte, ganan metros y se incorporan de una manera natural al entorno que los recibe.

En cuanto a su distribución, el fogonero va siempre en el centro pero es clave cómo se lo acompaña y define y de qué modo se configurará este espacio para que cobije, invite y no interrumpa. Para lograr una integración, será preciso seleccionar cuidadosamente los materiales con los que se construirá el equipamiento, las superficies de descanso, el piso que delimitará el nuevo “ambiente” y, claro, las dimensiones mínimas para que la reunión alrededor de las llamas sea placentera, armónica y cálida; además del uso que se le dará a este nuevo escenario.

Propósito: lo primero que hay que responderse es qué uso se le dará, qué se espera de él. ¿Quiero que este lugar sea únicamente para reunión o también me gustaría que fuera apto para cocinar? Según esa respuesta, las dimensiones serán diferentes, así como los elementos que seleccionaremos para diseñarlo. Luego aparece el gusto de cada uno a la hora de ambientarlo.

Piso: el material más habitual es la piedra partida. Es accesible y fácil de instalar. También está la madera como recurso, que sin lugar a dudas aporta una calidez adicional al espacio y se amalgama a la perfección con el jardín, dotándolo de una continuidad natural.

Mobiliario: en casi todos los casos se presenta de madera. Lo que varía en gran medida es el color, la preponderancia de las vetas, la forma y la densidad. Están quienes optan por sillones y bancos livianos y de líneas simples, para no generar saturación visual; así como hay quienes prefieren equipamientos robustos de maderas muy duras, que evoquen una atmósfera rústica, fresca. Hay una gran variedad de alterativas. Las maderas más habituales son el ciprés, el eucaliptus, el quebracho y el incienso.

Cielo: una cuota distintiva podrá estar dada por la iluminación, que permite crear un clima especial. Una alternativa fácil de llevar adelante y que genera un cambio rotundo es la incorporación de luces de quermés, colgadas de una simple estructura de madera que permita contenerlas y sostenerlas. Incluso no es necesario contar con conexiones cerca porque existen opciones de energía solar que funcionan a la perfección.

“Nuevos usos, nuevos hábitos. El cambio es la constante. Los espacios fogoneros, si bien no son nuevos -porque su existencia es ancestral-, sí han aparecido como un nuevo ambiente del hogar, que nos permite extender nuestro disfrute del exterior, tanto en noches frías de invierno, al calor de las llamas, como en atardeceres cálidos, que nos proponen reunirnos para tener momento de disfrute al aire libre. La madera es sin lugar a dudas el material por excelencia de estos nuevos ambientes porque combina perfectamente con el escenario, con el entorno, permitiendo una integración ideal con el jardín y la naturaleza. Estos rincones, sin lugar a dudas, permanecerán en los hogares de los argentinos y, por ende, será conveniente protegerlos para sean testigos de cientos de encuentros al calor de las llamas” comentó la arquitecta Viviana Insaurralde, especialista en MKT para la línea Woodcare en Sudamérica.

Tips Cetol de protección

Para mobiliarios y estructuras de madera: Cetol Belleza Natural conserva la madera tal cual es, con terminación mate y completamente incoloro. Para quienes quieren sumar color, pueden optar por Cetol Classic Balance, que viene en seis tonos y dos terminaciones (aatinada y brillante). Para decks: Cetol Deck Balance, seis colores y dos terminaciones.
En todos los casos, por ser tecnología Balance, se aplican tres manos dejando pasar tres horas entre cada una;
los pinceles se lavan con agua; los productos vienen listos para usar y la emanación olor es baja
.
onobel.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *