Home  >   Arquitectura, Profesionales   >   “Los arquitectos somos directores de orquesta”

“Los arquitectos somos directores de orquesta”

Para el decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Córdoba (UCC), los profesionales de la arquitectura cumplen hoy una función “generalista”, lo que les permite abordar la profesión enfrentando fenómenos y problemas complejos: “El problema central no son los objetos, los edificios; es la ciudad, es decir, el soporte de aquéllos”, dice José Ignacio Santillán. También habló sobre el desarrollo urbano y aseguró que en los últimos años Córdoba ha sido construida por intereses individuales, sin una participación seria del Estado. Por Natalia Riva – nriva@comercioyjusticia.info

Históricamente y en la actualidad, la arquitectura ha sido protagonista en el desarrollo de las ciudades. Entendida como “el arte y técnica de proyectar y diseñar edificios, estructuras y espacios”, esta disciplina se caracteriza por dejar huellas de los diferentes momentos históricos.
Este mes, precisamente el 1 de julio, se festeja el Día del Arquitecto Argentino (ver: Un día con historia…). José Ignacio Santillán es arquitecto y el actual decano de la Facultad de Arquitectura Universidad Católica de Córdoba (UCC) y, con el fin de indagar sobre el rol de los profesionales hoy y de la formación de los alumnos de aquitectura, el especialista habló con El Inversor y la Construcción y compartió su punto de vista sobre la actualidad y los desafíos de esta disciplina.

– Teniendo en cuenta que se trata de una carrera con un fuerte impacto social, ¿cuáles son los desafíos actuales asociados a la formación de arquitectos?
En primer lugar, aquello  que nuestra universidad (la Universidad Católica de Córdoba) plantea como central en nuestros planes de estudio: la responsabilidad social universitaria. Este concepto significa pensar nuestra formación y futuro hacer de manera socialmente responsable, es decir, ocuparnos de aquellas cuestiones que apuntan a dar respuesta a las verdaderas necesidades de nuestra sociedad; pensar nuestra formación y ejercicio profesional desde y para el medio en el que estamos, sus problemas reales, posibilidades, carencias y demás. Por otro lado, la universidad no es sólo transmisora de conocimiento sino productora de éste; este rol de innovación -creo- es uno de los principales desafíos de nuestra carrera.
– En este marco, ¿son necesarios cambios curriculares que acompañen estos retos?
– Quizás lo plantearía en términos de adecuación o actualización constante; es una necesidad revisar nuestros planes de estudio, incorporando avances disciplinares, nuevas problemáticas que surgen en nuestro medio; los cambios en el escenario laboral que se vienen produciendo en los últimos años.

– Hablando de cambios laborales, ¿cómo se incorpora el factor tecnológico al proyecto de formación pedagógica?
– Nos parece indispensable pensar la arquitectura desde la tecnología. Mies van der Rohe decía que “la arquitectura aparece, cuando uno pone dos ladrillos, uno junto al otro, cuidadosamente”. Creo que ésta es la definición más hermosa de nuestra disciplina. Si sólo hay dos ladrillos, hay obra o metros cuadrados; si están puestos cuidadosamente, hay arquitectura. Esto se aprende iniciando el proceso de proyecto a partir de la tecnología, no disociándolo; y vuelvo a lo que decía recién, pensando en nuestro medio, sus posibilidades, materiales y mano de obra disponibles, clima y demás variables.
Otro aspecto fundamental para el proceso de formación, si bien no se puede hacer en todos los casos, es aprender haciendo. Un ejercicio constante que nos saca de la tiranía actual de las imágenes es la insistencia en el trabajo con modelos a escala; en algunos casos se hacen los edificios completos, en otros se construyen las fundaciones, cubiertas con los materiales específicos reales a escala; muros concretos con sus diferentes trabas, cribados de ladrillos cortados a escala por los propios estudiantes, hasta instalaciones de tamaño real, como una cubierta o un piso para el patio de nuestra facultad.
Todas estas experiencias con  los materiales reales llevadas a cabo de manera colectiva generan, además del aprendizaje,  un excelente clima de trabajo entre los alumnos y profesores.

– ¿Cuál es el rol de los arquitectos en la actualidad? ¿Ha ido cambiando a lo largo del tiempo?
– Una vez un arquitecto dijo que nosotros éramos diletantes profesionales; me pareció una buena definición. Este saber genérico nos permite tener una mirada sobre la realidad que no muchas profesiones poseen. Hoy, en muchas carreras prevalece la mirada del “especialista”; nosotros -creo- somos “generalistas” (directores de orquesta), lo que nos permite enfrentar fenómenos, problemas complejos. Uno de éstos, para mí el más importante en la actualidad, es la ciudad. La arquitectura, como quizás piense mucha gente, se ocupa del diseño y construcción de edificios. Si bien esto es cierto, el problema central en estos momentos, para nosotros no son los objetos, los edificios, es la ciudad, es decir el soporte de aquellos.
– ¿Qué contribución pueden hacer
los arquitectos a la sociedad?
– Precisamente en estos días estuve releyendo una frase de un monje-arquitecto, Dom van der Laan,  quien dice, que -a diferencia del resto de los animales- nosotros no venimos preparados al mundo como para desenvolvernos en él, necesitamos crear condiciones más apropiadas para vivir. Esto hace referencia a la construcción de nuestro hábitat. Hoy, como acabo de decir, esto excede a la vivienda; incluso a la ciudad; es un problema de escala territorial.  Según algunos datos, el hombre ha intervenido en casi 90% de la superficie terrestre, hemos modificado a escalas impensadas el planeta. Nuestra contribución debería ser no ocuparnos sólo de cuestiones estéticas, plásticas, referidas a los objetos, edificios sino tener una mirada más profunda y responsable sobre nuestro medio.

– ¿Cuál es su mirada sobre la arquitectura de Córdoba hoy? ¿Qué desafíos se presentan con relación al crecimiento demográfico?
– No lo reduciría a una cuestión de responsabilidad de la arquitectura, creo que quienes deciden hoy la ciudad no son los arquitectos. En los últimos años Córdoba no ha tenido una propuesta concreta de cómo desarrollarse y ha sido construida por intereses individuales sin una participación seria del Estado, que debería ser el que plantee el marco legal para hacerlo.
Pensando en esto,  nuestra facultad junto con la Facultad de Arquitectura de la UNC y el Colegio de Arquitectos ha convocado en estos días a participar a estudiantes y graduados en  un  Concurso de Ideas sobre Córdoba, con el fin de discutir estas cuestiones y generar un banco de propuestas que puedan ser de utilidad para la discusión para los vecinos y las diferentes gestiones que asuman en nuestro municipio.

– Cada vez más se habla de una arquitectura sustentable, ¿considera que es una “moda” o que ya es una práctica cada vez más adoptada para aplicarse por siempre?
– Creo que la palabra “sustentable” hoy es una moda, lo cual no me parece malo, al contrario. Umberto Eco dice que si bien la moda en algunos casos es pasajera, sirve para instalar un tema y creo que esto es lo que ha pasado con las cuestiones medioambientales. La sustentabilidad llegó para quedarse. Me parece que hay datos incuestionables sobre el daño que produce al planeta nuestra actual manera de vivir. Sí creo, por otro lado, que hay que estar atentos a la hora de hacer arquitectura; hoy parece que, si uno hace cubiertas verdes, el tema está solucionado. Me parece que es bastante más complejo. Nuestras viejas casas chorizo, por ejemplo, con muros de cierto espesor, vanos pequeños, pocas superficies vidriadas, techos altos con cielorraso suspendidos, patios y espacios intermedios para que exista iluminación y ventilación son una respuesta eficaz y sensata a nuestro clima. Quizás la respuesta esté en mirar más atentamente estas arquitecturas apropiadas para poder trasladar sus aciertos a los problemas y escalas actuales.

Artículos destacados

  • Un sistema rápido y económico para construir una vivienda 29 abril, 2014 Steel Frame se aplica en todo el mundo. Una...
  • Construir en seco, una alternativa eficiente 30 agosto, 2013 Se trata de un sistema constructivo amigable con el...
  • Viviendas al natural 28 julio, 2014 Córdoba, Rolando Ipérico, un arquitecto local, está al...
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *