Ya suma seis meses la baja del empleo privado registrado

El empleo registrado cayó 1,2% entre enero y marzo de 2009, y de esta manera suma dos trimestres consecutivos de baja, según admitió ayer el propio ministro de Trabajo, Carlos Tomada.
Según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), se viene profundizando el nivel de “las desvinculaciones decididas por las empresas”, ya que “en el primer trimestre del año alcanzan a 1,2%”, mientras que en el último trimestre de 2008 el nivel de baja llegaba a 0,6%.
Sin embargo, Tomada destacó que es “una tasa controlada y razonable”, ya que en el primer trimestre de 2008, el índice estaba en 1,4%” -es decir- 0,2 puntos porcentuales por debajo de la última caída, en la comparación interanual.

En ese sentido, el ministro indicó que “mientras la crisis financiera internacional se reflejó -en la mayoría de los países del mundo- en la destrucción masiva de los puestos de trabajo, en Argentina logramos sostener los avances alcanzados en materia laboral en los últimos seis años”.
También destacó que Argentina, junto con Alemania, son “los dos únicos países en los que no creció el desempleo”, según un relevamiento de la OIT.
Para ratificar este dato, el ministro se valió del Observatorio Global de Crisis del Trabajo de la OIT que expuso los datos de los 27 países de los que ya cuenta con información sobre la crisis global. Allí se expone que 24 de las 27 naciones estudiadas muestran una contracción del empleo con respecto al trimestre anterior y en sólo tres países se sostiene o demuestra crecimiento, “y Argentina está entre ellos”, ratificó Tomada.
“La política de defensa de los puestos de trabajo de este Gobierno no es verso y los resultados están a la vista”, señaló Tomada, quien agregó: “Si hubiéramos dejado que el mercado ajustara, otras hubiesen sido las consecuencias”.

El ministro explicó que “de lo que se trata es de entender que en Argentina hubo una política de promoción del empleo en los momentos de crecimiento, y una política de defensa del empleo en los momentos de retracción”.
A pesar de la crisis internacional, Tomada afirmó: “Hoy tenemos registrados índices de empleo que están un 20 por ciento por arriba de los índices registrados en el momento de la aplicación de la política de convertibilidad en el país”.
“En la medida que la crisis se prolongue, seguiremos promoviendo la defensa del empleo y continuaremos hasta que sea necesario”, definió el ministro.
En tanto, el director general de los Recursos de la Seguridad Social de la AFIP, Iván Budassi, admitió que el empleo privado sin registrar ya alcanza a casi 40% de la población económicamente activa.

Budassi precisó que “el porcentaje de empleo no registrado ronda entre 34 y 35%”, aunque puntualizó que “si se quita el empleo público, que es regular, las cifras rondan el 38%”.
Asimismo, el funcionario dijo que el empleo en negro en los últimos años “se redujo, pero es un tema de preocupación” para el Gobierno. Y alertó que “hay riesgos laborales” para las empresas que no regularizan sus trabajadores, porque “si un trabajador se accidenta o se da por despedido, el costo puede llevar a la quiebra a cualquier pyme”.

Artículos destacados